Skip to main content
El 42% de los empleados cree que su trabajo no existirá en la próxima década debido a la IA, según una encuesta
Compartir:
junio 26, 2024

El 42% de los empleados cree que su trabajo no existirá en la próxima década debido a la IA, según una encuesta

Por: Europa Press

La incorporación de soluciones impulsadas por IA está más aceptada por los líderes y directivos de las empresas que por los trabajadores

El uso de herramientas de Inteligencia Artificial (IA) y de IA generativa (GenAI) en empresas ha experimentado un gran crecimiento en los últimos meses, lo que demuestra que las organizaciones confían más en los beneficios que esta pueda ofrecer, aunque también ha aumentado el sentimiento de ansiedad por utilizarla, hasta el punto de que el 42 por ciento de los trabajadores considera que su empleo dejará de existir en la próxima década debido a esta tecnología.

Esta es una de las conclusiones a las que ha llegado Boston Consulting Group tras realizar una encuesta mundial en la que han participado más de 13.000 directivos, mandos intermedios y empleados, que se ha hecho con el objetivo de conocer cómo la IA está impactando en sus organizaciones y la mentalidad que tienen los trabajadores en torno a ella.

Los resultados de este sondeo se reflejan en ‘AI at Work: Friend and Foe’, un estudio que sigue la encuesta ‘AI at Work: What People Are Saying’ del año pasado, de la que se destacó que España se encontraba entre los países más optimistas con la adopción de herramientas de IA y de IA generativa.

En la presentación del nuevo estudio, la compañía ha comentado primero que cree que «todo el mundo» entiende que la IA tendrá un impacto positivo, real y transformador en la sociedad, pero también en las empresas y la productividad. No obstante, BCG ha dicho que esta perspectiva es «cambiante», porque actualmente el 46 por ciento de los encuestados afronta con optimismo la implementación de la IA en los procesos, frente al 52 por ciento del año pasado.

La encuesta de este año revela que ha crecido la confianza que depositan las organizaciones en las herramientas impulsadas por IA, de un 26 por ciento registrado el año pasado a un 42 por ciento en 2024. De todos modos, a medida que ha crecido la creencia en los beneficios que esta pueda aportar, también lo ha hecho la inquietud por integrarla en las operaciones. Tanto es así que actualmente el 17 por ciento de los líderes y trabajadores encuestados asegura que la IA les genera ansiedad, frente a un 12 por ciento en 2023.

Atendiendo a los datos de los españoles, el 42 por ciento de ellos asegura tener más confianza en estas herramientas, aunque el 16 por ciento de los encuestados reconoce que la integración de la IA en sus empresas le genera más inquietud, ha señalado BCG, en un encuentro celebrado este miércoles, en el que ha estado presente Europa Press.

En este sentido, BCG ha adelantado que es habitual que los trabajadores confíen más en este tipo de herramientas de inteligencia artificial generativa «cuanto más las usan», y que se dan grandes diferencias según donde radican estas organizaciones. De esta manera, países del sur como Brasil, India, Nigeria, Sudáfrica y parte de Oriente Próximo acogen esta tecnología de forma más optimista, frente a los países del norte.

De esta manera, los países situados en el hemisferio sur cuentan con una mayor proporción de usuarios habituales de IA generativa en su trabajo, motivo por el que estos tienen más posibilidades de experimentar con estas soluciones, así como de centrarse en la calidad de su trabajo.

Esto también se debe a la edad de los trabajadores, ya que la mediana del sur global es de 25 años, mientras que en el norte se sitúa en los 39 años. También son más jóvenes las empresas situadas en estos países, de modo que tienen la capacidad de adoptar nuevos procedimientos y herramientas de forma más rápida que sus vecinos del norte.

En cualquier caso, el sondeo determina que con la IA generativa los empleados dejan de dedicar tanto tiempo a procesos automatizados, ya que el 58 por ciento de los empleados que utilizan IA generativa en las organizaciones a las que prestan sus servicios ahorran más de cinco horas semanales con esta tecnología. Ese tiempo se puede dedicar a «nuevas cosas que no habían hecho antes, como experimentar, entender mejor la tecnología o, simplemente, terminar antes su trabajo», según ha expuesto la compañía.

FORMAR EN IA PARA PERDER EL MIEDO

La encuesta también revela que la incorporación de soluciones impulsadas por IA está más aceptada por los líderes y directivos de las empresas que por los trabajadores, ya que su uso sigue generando ansiedad, especialmente cuando se tiene la falsa creencia de que esta tecnología puede acabar con puestos de trabajo.

El 79 por ciento de los empleados cree que la IA transformará «profundamente» sus empleos, una cifra muy similar a la del año pasado (75%). Esta, en cambio, crece en torno al porcentaje de trabajadores que piensan que sus puestos de empleo podrían dejar de existir en la próxima década, debido a que el 42 por ciento cree que esto puede ser posible (frente al 36% de 2023).

En este sentido, BCG ha resaltado que, en base a este sondeo, es más probable que los trabajadores que usan IA generativa con regularidad teman perder sus empleos: el 49 por ciento de los que la utilizan tienen a pensar que su trabajo puede desaparecer, en comparación con el 24 por ciento de los empleados que no interactúan con estas herramientas.

Esta mentalidad también deriva de la capacidad de las organizaciones para formar a sus empleados en el uso de la IA. En este sentido, la encuesta señala que la formación puede «desbloquear» todo el potencial de esta tecnología y aprovecharla lograr un mayor rendimiento.

No obstante, los trabajadores se enfrentan a una serie de desafíos al usar la IA generativa y que están relacionados con la capacitación, como son la falta de tiempo para aprender a usar estas herramientas, una formación ineficaz sobre su uso y la incertidumbre sobre cuándo utilizarla.

La compañía también ha indicado que las organizaciones han de estar abiertas a cambios en su estructura para adoptar esta tecnología, «mirando nuevos modelos operativos que requieren una gobernanza adecuada». Debido a que la tecnología evoluciona rápidamente, se debe «desarrollar un músculo que permita a las empresas entrenar y actualizar a sus empleados y a sus líderes», según han expuesto en el encuentro.

Asimismo, ha matizado que ese músculo «necesita ser construido» y que para lograr un modelo de negocio eficiente y productivo «no solo será suficiente» ofrecer una formación correcta de los empleados, sino que también se debe velar por su satisfacción, que se reflejará automáticamente en la de sus clientes.

Notas relacionadas