Skip to main content
Monólogo del árbol
Compartir:
mayo 8, 2023

Monólogo del árbol

Aquí me encuentro inerme, observando tu comportamiento. Me llamas amigo, empero, tu comportamiento dista de lo declarado. Me has destruido y continúas avanzando, allá donde llamas Amazonas. Crees que no te comprendo, pero te entendiendo y te amo. Cuidamos tu ambiente, limpiamos tu aire de la contaminación, el dióxido de carbono, pero todavía te rehúsas a comprendernos y cuidarnos.  Continúas atacándonos con furia y abuso.

Destruyes la naturaleza, porque te consideras dueño de los territorios, porque tienes el poder del dinero y propietario de heredades, o simplemente eres un esbirro que cumples esta cruel labor por paga.

Solo me queda observar y esperar mi inminente muerte. Eres mucho más pequeño que yo, pero destructivo; mas, aquí me encuentro estoico, firme, inmóvil. No tengo poder alguno contra ti, solo esperar que tu ira me alcance. Les hemos dado abrigo, alimento, nos han convertido en sogas, hemos alimentado sus hogueras, construido sus galeones y bergantines. Los hemos protegido, siendo sus escudos en las batallas, incisivos con el arco y la flecha. Has bebido nuestra savia en el desierto para sobrevivir. Tu compromiso de amor lo marcaste sobre mi piel, fui la celestina de tu pasión. Al esclavo escondí del amo, te protegí del villano y al malvado de la justicia, pero de ti continuamos abusados.

Continúas atacándonos, atacándonos con saña y abuso. Tu espíritu es mi espíritu, tu alma es mi alma. Cada desaparición nuestra es el crepúsculo de la tuya. Lo que hagas contra mí, se reflejará contra ti. No lo ignores, sin mí, no tendrás: hogar, alimento, clima, salud.

El ignorante declara que el ficus puede romper la tubería, representando costos para el hogar, pero ¿ cuánto es el costo económico de los millones de mis hermanos talados y diezmados?, ¿a quién le interesa, quién lo contabiliza? Buscas minerales y recursos en otros planetas, explorando el espacio, ¿por qué no cuidas los recursos que tienes actualmente?, en un viaje intergaláctico para salvar la raza humana ¿ cuántas personas podrían participar?, ¿ quiénes serían los elegidos en caso de un desastre ecológico?, ciertamente, unos pocos podrían tomar este especial viaje de salvación.  Si cuidas de mí, yo te podré proteger. Eres pequeño, inteligente, pero destructivo.

Paradójicamente, somos lo mismo, estamos interconectados, represento tu álter ego. No somos distintos, existimos estrechamente relacionados. Cuando tu codicia crece sin control y me destruyes, yo desaparezco; y de a poco, abates tu ser, muestras tu propia degradación, tus cuestionables principios, tu vulnerabilidad, tu ocaso.