Skip to main content
¡La Reina ha muerto!
Compartir:
mayo 24, 2023

¡La Reina ha muerto!

Con 83 años a cuestas y un talento musical que impuso a pesar de numerosas circunstancias en contra, ha muerto la grandiosa Tina Turner.

La artista musical más vendida de todos los tiempos nació el 26 de noviembre de 1939 como Anna Mae Bullock, en Nutbush, Tennessee, en Estados Unidos. Comenzó a cantar en la iglesia desde que era una niña y en 1956 su vida se cruzó con la de Ike Turner, que la reclutó como cantante para la banda de R&B que lideraba en ese momento: Kings of Rhythm.

Convertidos en el dúo más exitoso de las décadas de 1960 y 1970, con éxitos como Proud Mary y River Deep – Mountain High, se casaron en 1960 y a partir de ese momento se dieron a conocer como Ike & Tina Turner, presentándose ante multitudes que agotaban las entradas de sus conciertos por todo el mundo.

Pasó los 16 años siguientes sometida a la furia y el maltrato físico de su salvaje esposo que, según declaró ella en una ocasión, la golpeaba a puñetazos o con lo que tuviera a mano: desde perchas y teléfonos hasta con una caja de madera para zapatos. “Durante mucho tiempo me sentí atrapada, sin salida de la situación insalubre en la que me encontraba. Pero luego tuve una serie de encuentros con diferentes personas que me alentaron…Y una vez que pude verme claramente, comencé a cambiar, abriendo el camino a la confianza y el coraje. Me tomó algunos años, pero finalmente pude defender mi vida y comenzar de nuevo”, escribió en su autobiografía “My love story”. Ese nuevo comienzo ocurrió en 1976, cuando abandonó al maltratador, con el terror instaurado en todo su ser y sólo treinta y seis centavos en su bolso.

A partir de ese momento empezó una tambaleante carrera en solitario hasta que en 1984 logró consagrarse con el álbum Private Dancer, que generó tres inolvidables sencillos: “I Don’t Wanna Fight”, “What’s Love Got to Do with It” y “Better Be Good to Me”. Desde entonces, el éxito sería la constante durante las décadas de 1980 y 1990. Y no sólo en la música, también en el cine. Participó en 1985, junto a un joven Mel Gibson, en Mad Max Beyond Thunderdome; y en 1993 en What’s Love Got to Do with It, una cinta autobiográfica.

A partir del año 2000 abandonó las giras, aunque siguió grabando y haciendo presentaciones públicas ocasionales. En su brillante trayectoria están incluidos numerosos premios, entre ellos 12 Grammy’s y dos inclusiones en el Salón de la Fama del Rock and Roll: una en 1991, junto a Ike Turner, y otra en el 2021 como solista. En ese mismo año, 2021, anunció la venta a la empresa BMG de todos los derechos de sus canciones por un monto que rozaba los 300 millones de dólares.

Su colaboración con otros artistas la consolidaron como una de las mejores cantantes de todos los tiempos. Compartió escenarios con artistas de la talla de Rod Stewart, Mick Jagger, Bryam Adams, Eros Ramazzotti y Elton John, entre algunos de una pléyade numerosa.

Instalada en Suiza desde 1994, vivía una dorada vida de jubilada junto a su esposo Erwin Bach. Su recuerdo perdurará como la leyenda en la que se había convertido desde hace ya muchos años. Tina Turner brillará para otras mujeres, además, como una inspiración permanente, como un ícono que se sobrepuso a la adversidad y se instauró definitivamente en el éxito forjado a punta de esfuerzo y talento propios.