Skip to main content
El Salvador: Condenan a 1,300 años de cárcel a pandillero de la Mara Salvatrucha
Compartir:
marzo 10, 2023

El Salvador: Condenan a 1,300 años de cárcel a pandillero de la Mara Salvatrucha

Un Tribunal en El Salvador condenó a 1,310 años de prisión a un miembro de la Mara Salvatrucha (MS13) por varios delitos, así dio a conocer el Fiscal General de la República de El Salvador, Rodolfo Delgado a través de su cuenta de Twitter.

Se trata de Wilmer Segovia, quien ha sido declarado culpable de haber cometido 33 homicidios, 9 proposiciones para cometer asesinatos y varias extorsiones, confirmó el fiscal salvadoreño.

Además, el pandillero Miguel Ángel Portillo, también fue condenado a 945 años de cárcel por cometer 22 homicidios, cuatro proposiciones para cometer asesinato, un intento de homicidio y extorsiones.

“Los pandilleros que tanto dolor y llanto le han causado al pueblo salvadoreño, no van a salir. Permanecerán encerrados hasta que paguen por cada uno de sus crímenes. Nos encargaremos de eso”, aseguró el fiscal Delgado.

El fiscal Delgado no dio detalles de la fecha de captura de los detenidos o si fueron capturados en el marco del régimen de excepción, que suspende garantías constitucionales y que está vigente desde marzo de 2022. Tampoco explicó si fueron condenados bajo las reformas penales aprobadas en la Asamblea de El Salvador bajo el régimen de excepción.

A finales de marzo de 2022, el Congreso de El Salvador aprobó un fuerte endurecimiento de penas contra los miembros de pandillas en respuesta a la ola de homicidios que el país vivió en esa época.

Mara Salvatrucha es una organización internacional de pandillas criminales cuyas actividades incluyen violación, narcotráfico, extorsión, contrabando de armas, secuestro, robo y asesinatos por encargo, entre otras.

Se originaron enen los años 80 y 90 en Los Ángeles, California y se han expandido a otras regiones de Estados Unidos, Canadá, México, el norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador, Honduras) y en el sur y oeste de Europa la mayoría de las pandillas están integradas por inmigrantes centroamericanos (salvadoreños, guatemaltecos y hondureños), así como de algunos mexicanos y se encuentran activas en zonas urbanas y suburbanas.

Tienen células localizadas principalmente en Centroamérica. Los países más afectados por la mara Salvatrucha son Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, en menor medida Canadá, Estados Unidos y México. Sin embargo, los únicos países centroamericanos que han logrado mantener alejado este movimiento son Nicaragua, Costa Rica y Panamá. En Sudamérica se han reportado algunos brotes en Ecuador, Bolivia, Perú, Colombia y Venezuela, aunque han fracasado en sus intentos de establecerse.