Nuevo edificio de las fiscalías metropolitanas: la historia de un rescate arquitectónico.

2

Un día de servicio a la patria como arquitecto en el sector judicial y que recordaré de forma especial fue el pasado mes de febrero de 2018 cuando mi compañera de labores, la arquitecta Maritza Bonilla, me solicitó que desarrolláramos en conjunto el proyecto rehabilitación al edificio de la Unidad Metropolitana (antiguas oficinas de Cedulación del Tribunal Electoral).  Recuerdo que le dije que sí, sin pensarlo dos veces.

Este edificio tan emblemático está ubicado en el corregimiento de Calidonia, en la ciudad de Panamá, y fue legado a la ciudad con la inspiración del arquitecto panameño Miguel Velásquez en el año 1956.  Aunque se trataba de un espacio diseñado en su origen para albergar la casa matriz del Banco Nacional bajo el concepto de diseño de arquitectura modernista de la época. El sector es altamente valorado socialmente por situarse en el entorno de la Plaza Porras, que se caracteriza por tener edificaciones muy representativas con una riqueza y valor arquitectónico de estilo bellavistino, como se conoce a la arquitectura neocolonial que surge en el istmo durante la primera mitad del siglo XX.

Publicidad
Rincón de Lupe

Primero paso a explicar la diferencia entre rehabilitación y restauración que nos llevó a la justificación del nombre del proyecto:

Rehabilitación: consiste en llevar a cabo el uso de un bien inmueble mediante una previa reparación, que pueden ser alteraciones y añadidos a la infraestructura original, pero siempre manteniendo los valores históricos y arquitectónicos que tuviera originalmente.

Restauración: Una restauración se conoce como el acto de recrear con precisión una infraestructura, tal y como estaba.  A su vez, se adaptan los componentes mecánicos y funcionales de la casa sin perder su aspecto histórico.

Las primeras visitas a la obra fueron impactantes debido al avanzado grado de deterioro de la edificación producto de las graves filtraciones pluviales y tuberías rotas que se producían desde la parte superior de la cubierta y que recorrían como ríos con caudal por las paredes y escaleras hasta llegar al nivel más bajo de la edificación. Acumulación de palomas en el interior, presencia de roedores, alimañas y mosquitos, paredes de diferentes tipos y alturas, acabados variados producto de la improvisación en la instalación de suelos y revestimientos, ventanas rotas y oxidadas, el elevador inoperativo, temas eléctricos sin funcionamiento y un sinfín de elementos más que fueron contemplados en la rehabilitación.

Al entrevistarnos previamente con fiscales de sus necesidades para desarrollar el diseño de los espacios que hoy utilizarán en la nueva sede de la Unidad Metropolitana, podemos entender al recorrer sus espacios interiores que la misma responde a un sistema vivo, humanizado o entorno cultural en los que se toman decisiones sobre la vida, la propiedad y los derechos de las personas.  Aprendimos todos los involucrados en la obra, que una fiscalía no es solo un conjunto de oficinas, pasillos y entradas; es una palabra social y emocional.  Las necesidades de comodidad psicológica y seguridad de los usuarios que buscan el servicio judicial pueden abordarse ambientalmente. Si los procedimientos y prácticas judiciales no son considerados justos por los usuarios, ¿Qué cargos se pueden hacer para satisfacer mejor las necesidades de los usuarios y preservar la integridad del proceso? Qué mensajes se transmiten a los usuarios de los servicios judiciales mediante el correcto diseño de espacios como: vestíbulos de ingreso, salas de espera o la sala para el reconocimiento de las personas (cámara Gesell) los cuales cuentan con equipos de audio y de video para la grabación de las entrevistas judiciales;  la forma en que se sientan las partes en la sala del tribunal y un diseño que permitan que no se encuentren en los pasillos de circulación la víctima y agresor; o las diferencias en el alojamiento proporcionado a jueces, testigos vulnerables y presos? Estas solo fueron algunas de las características consideradas en el diseño e inspeccionadas por todo el equipo técnico y administrativo involucrado con nuestra supervisión para el fiel cumplimiento.

Los espacios arquitectónicos de las edificaciones de la vida pública son muy importantes y requieren una realización arquitectónica adecuada que respondan a la necesidad.   Porque los arquitectos, mediante nuestros diseños, damos forma a nuestros edificios y luego nuestros edificios nos dan forma a nosotros como ciudadanos; y el área judicial no es la excepción porque se basa en la experiencia arquitectónica, sociológica y psicológica para proporcionar el marco general de nuestra visión y misión institucional.

Pensamos en los funcionarios institucionales que brindarán el servicio, contemplándole amplios baños y por supuesto que incorporen para las personas con discapacidad con excelentes acabados en cada nivel del edificio, comedores corporativos, ventanales que permitan la entrada de luz y ventilación natural; ya sea  víctimas, testigos, jurados y litigantes puedan estar en espacios bien iluminados con tecnología LED o con vistas al exterior y que ofrezcan seguridad con circuitos de video vigilancia.   Fue considerado en una de las entradas el diseño de un jardín vertical que es coronado con un ventanal de proporciones sorprendentes que permiten la entrada natural de la luz. Detalles como pasamanos en las escaleras, botones en el ascensor con código braille y en las huellas de las escaleras fueron contempladas cintas antideslizantes.  Para el personal de la limpieza le fueron contemplados cuartos de aseo con tinas de lava trapeador revestidas de azulejos ; al igual que se crearon sumideros en los servicios sanitarios que le permitan desarrollar la actividad de limpiezas profundas para facilitarles la labor.   En el exterior se incorporaron detalles de rotulación con iluminación alusiva según actividad institucional anual, paisajismo con dos grandes maceteros localizados en la elevación frontal del edificio o la reforestación con árboles que nos regalarán en su época del año sombra y  flores coloridas en todo el perímetro de la edificación.

Con la entrega de este proyecto tengo la satisfacción del deber cumplido como director, pero tenemos como reto el mantener en situaciones óptimas estas infraestructuras con un proceso creciente fundamental de humanización de la institución y brindando cada día un buen servicio a la ciudadanía.  Pero mi ideal es también llevar estas nuevas instalaciones a un nivel superior en la que se pueda apostar por mejorar sus estándares de sostenibilidad, mediante el reciclaje y hacer justicia igualmente con mejores prácticas para la conservación del medio ambiente.

Publicidad

2 COMENTARIOS

  1. Muy interesante tanto la historia que resultó ser hasta inspiradora para la nueva propuesta del uso del edificio.
    Al leerla dan ganas de visitar el lugar.
    Felicidades.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here