El mercado de cigarrillos de contrabando se apodera de las calles de Panamá: 87 de cada 100 cigarrillos consumidos son de contrabando

En 2016, el 60,8% de los cigarrillos consumidos en Panamá eran de contrabando, mientras que, en 2021, cinco años después, esta cifra aumentó a 87.9%.

0

El Estudio de Mercado de Cigarrillos Ilegales realizado en Panamá en 2021 por Nielsen (Líder global en conocimiento de audiencias, datos y analítica), basado en una muestra aleatoria y representativa de 1,150 cajetillas recogidas en las principales ciudades del país, arrojó los preocupantes resultados de que 87.9 de cada 100 cigarrillos consumidos en Panamá son de contrabando. La mayoría de estos cigarrillos provienen de India y Corea del Sur.

Estos cigarrillos son fácilmente identificables ya que las cajetillas no incluyen las advertencias sanitarias obligatorias establecidas por el Ministerio de Salud (MINSA), y en su lugar tienen las de otros países (Caribe, Nicaragua- donde no tienen o tienen muy poca distribución) que sirven de fachada para su envío y distribución desde la Zona Libre de Colón, en la provincia de Colón.

Publicidad
Banco Nacional

Incidencia de los cigarrillos de contrabando

El estudio también muestra que el 96,5% de los cigarrillos que se consumen en la ciudad de David, provincia de Chiriquí, son de contrabando, seguido por el corregimiento de Las Cumbres en Panamá Norte, donde los cigarrillos de contrabando representan el 91,5% del mercado.

Mientras que, en Tocumen, los cigarrillos de contrabando representan el 88% del mercado, el 87,7% y el 84,6% de los cigarrillos consumidos en Ciudad de Panamá y San Miguelito, respectivamente, son de contrabando.

Las marcas Jaisalmer, Timeless Time y Pine representan el 92% del consumo no pagado. La primera es fabricada por Godfrey Phillips (India), y las otras dos por Korea Tobacco & Ginseng Corporation – KT&G (Corea del Sur), y según las estadísticas de comercio internacional, provienen de Asia hacia la Zona Libre de Colón.

La incautación de cigarrillos ilícitos debido al esfuerzo articulado de las autoridades, encabezadas por la Directora General de Aduanas para enfrentar el problema, es otra prueba de la creciente incidencia del contrabando.

En 2016, el estudio de Nielsen mostró que el 60,8% de los cigarrillos que se consumían en las calles de Panamá eran ilegales, en 2018 la incidencia subió al 73,4% y en 2019 el estudio mostró que el 79,9% del mercado de cigarrillos en Panamá no pagaba impuestos.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here