La autodeterminación de los Pueblos

0
Foto: WikiImages en Pixabay

Hace unos días atrás el editor de la revista New Yorker,  David Remnick entrevisto al historiador Stephen Kotkin, Profesor de la Universidad de Princeton y autor de varios libros entre ellos una de las mejores biografías de Stalin (“Paradoxes of Power” 1878-1928,  “Waiting for Hitler”, 1929-1941).

Para entender a Rusia no hay que ir muy lejos. Básicamente entender su historia lo que no ha cambiado. Siempre ha sido gobernada por un autócrata o déspota. Siempre ha utilizado el instrumento de la represión para acallar voces, ha sido permanentemente militarista y sospechosa de occidente y xenófoba.

Publicidad
Metro Panama

Nada de lo que ocurre hoy es producto de las acciones del Occidente ni de la incorporación de los países limítrofes a la OTAN. La pregunta de rigor es ¿qué sería hoy de Polonia si no fuera miembro de la OTAN?, ¿Es Rusia hoy por Putin o es Putin hoy como es, por Rusia? Rusia siempre ha querido jugar un lugar especial en el mundo con una misión propia. La Tercer Roma. Y quiere estar en el concilio de las naciones como una superpotencia. El problema es que sus aspiraciones o su propia valoración está muy por debajo de sus capacidades. Este es el mejor análisis que he leído sobre la situación actual de la guerra Ruso-Ucraniana por encima de las especulaciones del Profesor John Mearsheimer.

Rusia nunca será un contrincante para Occidente.

Esta nueva guerra europea ha consolidado más a Occidente y le ha dado nueva vida a la necesidad de proteger la institucionalidad y sus valores. En ocasiones olvidamos que las libertades individuales, el Estado de Derecho, la protección de la propiedad privada (con límites), las instituciones públicas son parte de esa estructura denominada Democracia. No es únicamente el ejercicio del voto popular y la elección de los gobernantes.  En ocasiones usurpada por déspotas para dar una imagen equivocada de la representación democrática.

Adoptar los valores de Occidente no te hace europeo. Tampoco te hace blanco. Japón es parte de Occidente sin embargo no es europea ni blanca. Occidente es una construcción de distintas concepciones políticas, frenos y contrapesos del poder, espacio de libertad ciudadana de pensamiento, crítica, expresión, aceptación de un orden legal a la cual todos nos sometemos, libertad de comercio, respeto a la propiedad privada. Además de elegir o ser elegidos como gobernantes. No es una agrupación territorial.

Este conjunto de concepciones se ha logrado luego de mucho esfuerzo, guerras, dificultades, muertes y siglos de lucha.Y hoy representan

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here