Las incapacidades que están hundiendo a las empresas

La ausencia en masa de los trabajadores por casos positivos de la COVID-19 o por ser contacto directo, está causando preocupación.

0
La ausencia de trabajadores de los puestos de trabajo está causando problemas en todo el mundo. Foto: unsplash.com/GR Stocks

Hace dos años cuando se dio el primer confinamiento por la primera ola de casos de COVID-19 en el país, las empresas, las calles, el transporte público, las escuelas y entidades gubernamentales, quedaron desiertas.

Publicidad
Rincón de Lupe

Todos estaban en casa, aplicando la modalidad de teletrabajo.

Pero, quienes salían positivo a COVID-19, debían presentar su incapacidad y certificado de cuarentena, para no tener problemas en sus lugares de trabajo, a pesar de estar en teletrabajo o trabajo a distancia.

Fue entonces, cuando se sintió por primera vez, lo difícil de la ausencia de trabajadores en sus puestos, por la pandemia, a pesar de estar trabajando desde casa.

Desde entonces, muchas cosas cambiaron, poco a poco, se fueron habilitando los trabajos presenciales y los trabajadores regresaron a sus oficinas, pero nadie contaba con una cuarta ola de la COVID-19, tan contagiosa, que provocaría que miles trabajadores volvieran a dejar sus puestos de trabajo por estar contagiados.

Y es que el aumento de los casos de la COVID-19, ha provocado que las autoridades hayan tomado la decisión de acortar el tiempo de cuarentena de quienes den positivo y tengan el esquema completo de vacunación.

Problemas

La ausencia de los trabajadores de los puestos de trabajo, ha causado una gran discusión entre los empleadores y los empleados por el tema de las ausencias, con o sin incapacidad.

Toda persona que sea contacto directo de un positivo COVID-19, debe realizarse la prueba de hisopado y debe hacer cuarentena, por protección, lo que ha representado en los últimos días, ausencias masivas en los puestos de trabajo, generando pérdidas para las empresas.

El tema de discusión se da, para aquellos que son csperando respuesta y certificados de cumplimiento.

Responsabilidad

Para la socióloga Berta Espino, tal vez haya trabajadores que si “jugaron vivo” y faltaron varios días, aduciendo que eran contacto directo de un positivo COVID-19, cuando realmente no lo era y ahora, todos los que estén en ese grupo, son juzgados con la misma vara.

En este caso, la incapacidad que se presenta, no es indefinida, sino que tomaría de los 18 días de enfermedad que permite al trabajador la ley panameña.

Según el viceministro de trabajo, Roger Tejada, la incapacidad que no es indefinida, es una incapacidad que el Código ha establecido en su Artículo 200 y algunos otros, es de 18 días al año, es decir un día y medio por cada mes laborado.

Es decir, a medida que el trabajador va acumulando tiempo laboral, acumula tiempo para incapacidad. Si trabaja 12 meses, sumaría 18 días para incapacidad.

“Por ejemplo, si hay una persona que solo ha laborado 3 meses va a tener 2 días de incapacidad, en ese caso si la persona tuvo un contacto estrecho por más de 15 minutos con una mascarilla no utilizada adecuadamente, allí estaría bajo los cinco días, sin embargo, tendría 2 días de incapacidad por el ejemplo que acabo de plantear de tres meses», explicó Tejada

A pesar que el ministro de Trabajo y Desarrollo Laboral, ha explicado, que en el caso de personas que no lleven mucho tiempo laborando y se enferman por COVID-19 o son contactos directos de positivos, hay opciones, para no deber días a la empresa.

Esas opciones son adelantar las vacaciones, el fondo de incapacidad y el teletrabajo mientras está en cuarentena.

Legalmente

Para los abogados, cuando una persona sale positiva por COVID-19 y está en cuarentena de 10 días, es un periodo de descanso, tal cual fuera una incapacidad por resfriado normal y la empresa lo debe aceptar y respetar, no poner al trabajador a pagar el tiempo.

La duda viene, cuando el trabajador es positivo y ya no tiene fondo de incapacidad, porque no tener mucho tiempo laborando o porque ya se ha enfermado en el año ha gastado ese tiempo.

El trabajador debe luchar y cumplir con todos los trámites para que el seguro le cumpla y le reconozca por lo menos un 60% del salario diario.

Pero si el trabajador, también gusta, puede llegar a un acuerdo con la empresa y tal como lo dijo el viceministro Tejada, puede agarrar los días de vacaciones para cubrir el tiempo.

Contacto directo pero negativo

El tira y hala entre los empleadores y los empleados es cuando hay contacto directo con un positivo, pero el trabajador resulta negativo y debe estar en cuarentena por 5 días y la empresa no da opción para teletrabajo y la ley tampoco regula estos casos.

Las alternativas son:

  • Utilizar los 18 días de incapacidad, si tiene disponible,
  • Pagar esos 5 días de las vacaciones,
  • Licencia con sueldo remunerada,
  • Cinco días de licencia sin sueldo,
  • Pagar horas extras diarias, hasta cubrir las horas ausentes.

Curiosamente, quienes se mantienen laborando y no se han contagiado ni son contacto directo de positivos COVID-19, están cargando con la ausencia de los que están en cuarentena, creando una carga extra.

Según los abogados, también es legal pedirle a un trabajador que venga en sus vacaciones a cubrir los espacios de los compañeros, más no están obligados a aceptar y es aquí cuando comienzan las pérdidas para las empresas.

Es por ello que se recomienda, una buena comunicación entre la empresa y los empleados para lograr un bien común sin mayores afectaciones.

Debido a estas condiciones, es que se sigue abogando para los tiempos de cuarentenas sean mínimos para algunos casos que así lo ameriten o que se estime el teletrabajo como una opción totalmente sustentable, respetando los tiempos de los trabajadores.

Publicidad
ACP

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here