Este simple gesto hará que tus hijos coman el doble de verdura

El reciente estudio, publicado en la revista 'Appetite', fue llevado a cabo por la investigadora doctoral Katie Edwards, quien descubrió que los niños que veían a los adultos comer una verdura verde con expresiones faciales positivas probaban y consumían más del doble de esa verdura.

0

Los padres que luchan por animar a sus hijos a comer verduras pueden ahora desempeñar un papel más influyente a la hora de las comidas, según concluye un estudio realizado por psicólogos de la Facultad de Ciencias de la Salud y de la Vida de la Universidad de Aston.

El reciente estudio, publicado en la revista ‘Appetite’, fue llevado a cabo por la investigadora doctoral Katie Edwards, quien descubrió que los niños que veían a los adultos comer una verdura verde con expresiones faciales positivas probaban y consumían más del doble de esa verdura.

Publicidad
Rincón de Lupe

El equipo reclutó a 111 niños británicos de entre cuatro y seis años y les puso a cada uno uno de ellos uno de tres vídeos. En dos de los vídeos, se mostraba a los niños a adultos desconocidos comiendo brócoli crudo con una expresión facial positiva o neutra. El tercer vídeo, utilizado como control, no estaba relacionado con la comida.A continuación, los investigadores evaluaron la disposición de los niños a probar el brócoli crudo. Esto se midió utilizando una escala de siete puntos, desde rechazarla hasta tragarla y aceptarla. La ingesta de la verdura se midió por el número de gramos de brócoli crudo consumidos, y se examinó el número de sabores del brócoli crudo.

Los resultados podrían ayudar a los niños a aceptar mejor las verduras menos populares como el brócoli crudo y, en general, facilitar una alimentación más sana en los niños. La investigación se centró principalmente en niños pequeños que nunca habían probado el brócoli.

El equipo descubrió que los niños que fueron expuestos a vídeos de adultos disfrutando de la comida de brócoli probaron y comieron, de media, más del doble del alimento en comparación con los niños del grupo de control, concretamente 11 gramos en lugar de 5.Katie Edwards, investigadora del doctorado en la Universidad de Aston, apunta que «una explicación del efecto beneficioso de las expresiones faciales positivas mientras se come podría ser que transmitir el disfrute de la comida da al observador información sobre la seguridad y la palatabilidad de los alimentos».

«El brócoli crudo era una novedad para la mayoría de los participantes –reconoce–. Por lo tanto, los niños pueden haber comido más brócoli después de ver a los adultos disfrutar comiéndolo, porque creían que era agradable comerlo».

Sin embargo, los investigadores se sorprendieron al descubrir que ver a los adultos disfrutar del brócoli crudo no influyó en la disposición inicial de los niños a probar la verdura.Los resultados mostraron que después de ver a los adultos disfrutar comiendo brócoli crudo, los niños comieron más del doble de cantidad de brócoli crudo que los niños que habían visto un vídeo no relacionado con la comida. Esto sugiere que sonreír mientras se comen verduras verdes puede animar a los niños a probar y comer más de esa verdura.

Katie añade que «es necesario seguir trabajando para determinar si una sola exposición [a adultos disfrutando del brócoli] es suficiente y si estos efectos se mantienen en el tiempo».

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here