¿Los Juegos Olímpicos de Invierno en Pekín de verdad serán “verdes”?

El país anfitrión de los Juegos Olímpicos de invierno, China, quiere demostrar sus credenciales verdes, sin embargo el costo ambiental de los juegos dependerá de la nieve artificial, la cual ha sido un tema de mucha preocupación.

0
Foto: AFP

Las Olimpiadas arrancarán el 4 de febrero, pero los ambientalistas comentaron a la AFP que están preocupados por las represalias de las autoridades si analizan las metas ecológicas de Pekín.

Publicidad
Rincón de Lupe

Por el momento, se conoce que China se comprometió a utilizar solo energías eólica, hídrica y solar, a pesar de que gran parte de su economía se basa en el carbón.

Zhangjiakou, una de las tres sedes olímpicas, producirá 14 millones de kilovatios de electricidad, tras haberse instalado múltiples plantas eólicas en cientos de hectáreas. Esta cantidad de energía se compara con la que produce Singapur.

También se colocaron paneles solares en algunas laderas de montañas para generar otros siete millones de kilovatios.

El comité organizador de los Juegos de Pekín señaló a la AFP que China construyó una «planta energética que toma la energía generada de fuentes renovables, la almacena y transmite a todas las sedes». Con esto se debe garantizar un uso eléctrico sin interrupciones.

No obstante, el gran crecimiento chino durante décadas se debe a la energía generada por carbón, y el país ha batallado por independizarse de ese combustible muy contaminante.

Pekín ha estado construyendo más plantas a carbón que el resto del mundo combinado, lo cual perjudica el esfuerzo que se ha tratado de realizar a nivel mundial para enfrentar el cambio climático y también va en contra de sus metas de descarbonización.

La contaminación contra los Juegos Olímpicos

China sustituyó los hornos de carbón en 25 millones de casas del norte por gas o electricidad el año pasado, esto se realizó para intentar despejar el “smog” que se encuentra en el cielo de Pekín previo a los Juegos. También fueron multadas decenas de miles de fábricas por exceder los límites de emisiones.

Todas las plantas de acero que se encuentran en los alrededores de Pekín, fueron obligadas a reducir su producción en un 50%.

El ministerio del Medio Ambiente informó que el número de días fuertemente contaminados en la ciudad disminuyó a 10 en el 2020, comparado con el 2015 que fueron 43. No obstante, la calidad del aire de la ciudad excede los parámetros puestos por la OMS (Organización Mundial de la Salud).

En el 2015, Greenpeace realizó una evaluación la cual resaltó que «la gran lección de los Juegos Olímpicos de 2008 (de Pekín)… ha sido entender que con trasladar las industrias contaminantes de Pekín a provincias vecinas no mejora la calidad del aire».

Otro gran tema del cual se habla es el transporte, que según la agencia de noticias estatal Xinhua, se utilizarán alrededor de 655 autobuses a hidrógeno para transportar a los atletas y autoridades durante los Juegos.

Los organizadores mencionaron que el 85% de los vehículos que se usarán serán a base de electricidad o hidrógeno para luchar contra la contaminación.

Un gran cambio con respecto a las ediciones pasadas será que solo los espectadores locales podrán asistir a los juegos debido a la pandemia del COVID-19, debido a esto, la cantidad de vuelos serán mucho menores que el promedio para una edición de los juegos.

Publicidad
ACP

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here