Fe, arte y oración, una historia de más de 400 años  

Una tradición que data de hace cuatro siglos y que representa el nacimiento y expansión de la fe católica en el istmo. También resguarda el arte y el folclore de nuestros pueblos.

0

Montezuma y Cortés 
Entremos juntitos
al templo de Dios 
a hacerle reverencia
a nuestro Señor. 

Publicidad
ACP

Coro de Indios y Españoles 
Ángeles del cielo
sus alas tended, 
que va a pasar Jesús
y María también. 

Montezuma y Cortés 
Entremos juntitos
todos tras de mí 
doblemos las rodillas
y adoremo’ aquí. 

Este texto tiene como propósito servir de referencia sobre la manera en que se ejecuta la Danza de la Montezuma Española durante la celebración del Corpus Christi, en la heróica Villa de Los Santos.

Una tradición que data de hace cuatro siglos y que representa la construcción de la fe católica y también de la tradición de nuestros pueblos.

Esta es una celebración muy importante para los santeños.

Esta expresión de costumbre y fe ahora entra una de las categorías de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

La celebración involucra los cinco ámbitos del Patrimonio Cultural Inmaterial, donde predominan los Usos sociales, rituales y festivos y las artes del espectáculo, aunque también son evidentes las expresiones orales,  el conocimiento de naturaleza y el universo y las técnicas artesanales.

Las Danzas y expresiones asociadas a la Fiesta del Corpus Christi» ha sido la tercera manifestación de Panamá inscrita en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad ante la Unesco

El anuncio lo hizo hace días el Comité Intergubernamental del Patrimonio Cultural Inmaterial de este organismo internacional en la sede de la organización en Paris.

“Los panameños somos la danza folklórica, el reconocimiento habla de lo que realmente encarnamos y de lo que soñamos con ser. Porque las quimeras son buenas, y son el antecedente de lo que hemos de edificar”, así se expresa el sociólogo Milcíades Pinzón ante la noticia.

“Al fin se hace justicia a la cultura religiosa y pagana, a esa eucaristía que es más que ostias consagradas, porque es el abrazo entre lo sacro y lo profano, rostros de la misma moneda de nuestra identidad cultural. Y la noticia arriba en el Bicentenario de la Independencia de Panamá de España, como si alguna ignota fuerza espiritual quisiera reconocernos tantos siglos de celebrar con la danza la comunió”, dijo Pinzón.

Un poco de historia

Diablico Sucio. Foto Danzas Miguel Leguízamo

La historia nos remonta a la época colonial donde el imperio español hacía presencia no sólo de sus atributos como imperio militar sino también como proyector de grandes escenificaciones de tipo religioso, festivo y tradicional. Los españoles quienes en esa época eran reconocidos como grandes en el mundo, legaron a través del descubrimiento de América sus costumbres y tradiciones religiosas, paganas y de fábulas

La celebración del Corpus Christi en La Villa de Los Santos data de antes del siglo XVII donde para la construcción del templo los españoles evangelizaban utilizando escenificaciones con tratados, cantos y danzas. La celebración inicia con la víspera de la Santísima Trinidad pero en La Villa de Los Santos su connotación histórica y colorida la hace además de religiosa, folclórica y cultural.

Sus famosas alfombras de flores, sal y aserrín para revestir las calles por don de pasa el Santísimo Sacramento, el son del pito y la cajas, los colores y cantos que evocan las danzas son un referente tradicional pintoresco y alegórico de la identidad nacional.

El teatro de mímica

La danza del Gran Diablo en La Chorrera.

El teatro de mímica fue uno de los recursos para la envangelización de los nativos hace más de 500 años. Cuando los españoles llegaron al nuevo mundo trajeron entre otras cosas su cultura y religión. En Panamá fue La Villa de Los Santos (fundada en 1569), la que absorbió esas tradiciones y rituales que perduran hasta nuestros días.

Hoy, el Corpus Christi celebrado en La Villa de Los Santos es el reflejo de aquellas coloniales costumbres y escenificaciones de las cuales se valieron los españoles para la evangelización de los aborígenes de América.

Esta celebración que no es otra que la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo proclamada en la presencia del Santísimo Sacramento, encontró la barrera del lenguaje por lo que en la América aparecieron las primeras representaciones de las danzas del Corpus.

El folclorista e investigador Aristides Burgos uno de los gestores de este logro, manifestó que se tiene conocimiento de la danza de los Diablicos Sucios como la más antigua y emblemática del Corpus Christi.

Por la historia que se evidencia en documentos en lugares como México, que aquí en Panamá, especialmente en La Villa, la celebración del Corpus data de alrededor de 500 años: señaló Burgos, por lo que los Diablicos sucios tendrían más de cuatro siglos de historia.

“Los diablicos sucios eran zapateo y mímica, se utilizó el teatro de mímica, porque los españoles necesitaban enseñarle a los nativos lo que era el diablo”, resaltó Burgos.

Otra de las danzas más antiguas del Corpus es la Danza del Gran diablo o diablicos limpios, que es la representación de la batalla de San Miguel y el diablo por el alma de un ser humano. En esta danza ya aparecen además de los bailes y mímicas, parlamentos lo que indicaba que ya los aborígenes entendían el idioma español.

La danza de la Montezuma Española y la de los Parrampanes (que ha sufrido cambios), son también, de las más antiguas en Panamá.

Agregó que el primer registro fotográfico de los Diablicos Sucios fue el de Narcizo Garay hace ya 100 años (1920), las máscaras estaban confeccionadas en la técnica de papel maché, una tradición que se mantiene actualmente. Sostuvo igualmente que en el caso de La Villa de Los Santos las máscaras de los diablicos son antropomorfas (diablo hombre), mientras que en otras regiones del país como Parita y La Chorrera las máscaras son zoomorfas (diablo animal).

Las danzas de Corpus Christi.

En el país existen representaciones de danzas de diablos en unos 15 lugares, entre ellos Garachiné, Santa Rosa, Chepo, La Chorrera y en la mayoría son danzas de que han sido rescatadas. De hecho comenta Burgos, en Parita que fue fundada en 1558 y en donde se celebra el Corpus y en Natá fundada en 1522, no existen registros o documentos sobre esta celebración en los albores de la colonización española en Panamá.

La productora y estudiosa del folclor Elena Llorach señala al igual que Burgos, que esta celebración resguarda casi 500 años de historia continua, hecho que representa un aporte cultural e histórico de suma importancia para el país.

Llorach ve curioso que en lugares como Natá un pueblo más antiguo que La Villa de Los Santos, no se celebre el Corpus Christi y tampoco haya registros de que antes se haya celebrado.

Además de los Diablicos Sucios, el Gran Diablo, la Montezuma y los Parrampanes en La Villa de Los Santos se conservan otras danzas como El Torito, Las Enanas, Zaracundé, y la danza de los Gallotes. De hecho reslta Burgos, La Villa es la región que presenta la mayor cantidad de danzas para esta celebración

El historiador manifestó que actualmente se realizan estudios e investigaciones en documentos de la Parroquia San Atanasio de La Villa de Los Santos, donde hay datos de la
celebración del Corpus Christi en el siglo XVIII.

La fiesta de Corpus Christi surgió en 1208 y se celebró por primera vez en Bélgica en el año 1246. En América hay registros que en México, el Corpus se celebró en 1529, junto a este país, Venezuela y Panamá fueron los primeros lugares en realizar esta fiesta.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here