MADRE

0
Foto: Unsplash

La Real Academia de la Lengua Española, le da diversas definiciones a esta palabra Madre, pero de todas ellas considero que la más apropiada es la que precisa “Mujer que ha concebido o ha parido uno o más hijos”. Otra de las definiciones con un carácter más amplio de este mismo registro, es “Mujer con cualidades atribuidas a una madre, especialmente su carácter protector y afectivo”.

Desde el inicio de la humanidad, hubo dos mujeres importantes, según se desprende de los relatos que nos brindan las Sagradas Escrituras. En el cristianismo debemos ver lo que recoge la Biblia en el Antiguo y en el Nuevo Testamento.

Publicidad
Rincón de Lupe

En el Antiguo Testamento para los cristianos, Eva fue la primera madre que existió. En el Documento titulado “Que paralelos tienen Eva y la Iglesia Católica”, publicado en el 27 de octubre de 2011, en el portal de internet vaticanocatolico.com, se refieren a la Biblia al Antiguo Testamento, en el Génesis 2, 21-22.

“Por tanto el Señor Dios hizo caer sobre Adán un profundo sueño; y mientras estaba dormido, le quitó una de sus costillas, cerrando en su lugar con carne. Y de la costilla que había sacado de Adán, formó el Señor Dios la mujer: y se la presentó a Adán”.

En el Génesis 2, 24 señala que:
“Por eso el hombre deja a su padre y a su madre y se une a su mujer, y los dos llegan a ser una sola carne”.

También en el Génesis 4, 1-2 se describe que:
“El hombre se unió a Eva, su mujer, y ella concibió y dio a luz a Caín. Entonces dijo: He procreado un varón, con la ayuda del Señor. Más tarde dio a luz a Abel, el hermano de Caín, Abel fue pastor de ovejas y Caín agricultor”.

Por su parte, en el Nuevo Testamento en el Evangelio según San Mateo 1, 18-25 señala:
“18 Este fue el origen de Jesucristo: María, su madre, estaba comprometida con José y, cuando todavía no han vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo.19 José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto.
20 Mientras pensaba en esto, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo.
21 Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su Pueblo de todos sus pecados».
22 Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por el Profeta:
23 “La Virgen concebirá y dará a luz un hijo a quien pondrán el nombre de Emanuel”, que traducido significa: «Dios con nosotros».
24 Al despertar, José hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado: llevó a María a su casa,
25 y sin que hubieran hecho vida en común, ella dio a luz un hijo, y él le puso el nombre de Jesús”.

Es por esto, que la Madre jugó un papel importante en el inicio de todo.
Aunque muchos países del mundo celebran el día de las Madres, pero en fechas distintas. Panamá lo honra el 8 de diciembre de cada año. Ese día es de descanso obligatorio por fiesta nacional tal cual lo expresa textualmente del Artículo 46 del Código del Trabajo de la República de Panamá.

Los antecedentes de esta conmemoración, datan del 11 de mayo de 1924, por iniciativa del Club Rotario de Panamá, que en reunión celebrada en esa época aprobó rendir reconocimiento a las madres con actividades sociales y culturales.

No fue hasta el 8 de diciembre de 1930, que un grupo de Damas de sociedad, enviaron una misiva a la primera Dama de aquél entonces Doña Hercilia de Arosemena esposa del Presidente de la República Harmodio Arosemena, para que se declarara Día de Fiesta Nacional el 8 de Diciembre, en honor a la Inmaculada Concepción.

De esta manera, nació a la vida jurídica ese día, por medio de la ley 69 de 1930, publicada en la Gaceta Oficial 5,904 de Sábado 10 de enero de 1931. Esta ley que continúe solamente dos Artículos señala lo siguiente:
“Artículo 1: Declárase día feriado el 8 de Diciembre como “DÍA DE LA MADRE”.
Parágrafo: Queda en estos términos adicionado el artículo 2061 del Código Administrativo.
Artículo 2: Esta ley comenzará a regir desde su sanción.
Dada en la Ciudad de Panamá a los 11 días del mes de Diciembre de mil novecientos treinta”.

El hecho de dar vida y proteger en su vientre por 9 meses hasta el alumbramiento, y si a ello, agregamos la guía por el resto de la vida de cada individuo, nos deja claro porque ese amor incondicional.

La Madre siempre será el punto de partida de todo, y su reconocimiento será permanente entre los presentes al igual que ante su ausencia.

Muchos Artistas han rendido tributo a este hermoso ser, y lo han plasmado en obras brillantes como el poema “Nocturno a Rosario”, de Manuel Acuña cuando expresa:
¡Que hermoso hubiera sido
vivir bajo aquel techo,
los dos unidos siempre
y amándonos los dos;
tú siempre enamorada,
yo siempre satisfecho,
los dos una sola alma,
los dos un solo pecho,
y en medio de nosotros
mi madre como un Dios!
O como exteriorizó Roberto Carlos en su Canción “Lady Laura”, que relata su vivencia cuando niño, y que es una autentica poesía cuando sostiene:
Tengo a veces deseos de ser
Nuevamente un chiquillo
Y en la hora que estoy afligido
Volverte a oír
De pedir que me abraces y lleves
De vuelta a casa
Que me cuentes un cuento bonito
Y me hagas dormir
Muchas veces quisiera oírte
Hablando sonriendo:
“Aprovecha tu tiempo
Tú eres aún un chiquillo”
A pesar la distancia y el tiempo
No puedo olvidar
Tantas cosas que a veces de ti
Necesito escuchar

Igual lo hizo el Icono de la música mexicana Juan Gabriel, con su inmortal tema “Amor Eterno”, que mostró en esta canción el profundo vació y dolor que le ocasionó la muerte de su Madre.Letra desgarradora de esta hermosa canción, generó que fuera interpretada por afamados cantantes en diversos géneros musicales.
Cuando enuncia
Tú eres la tristeza de mis ojos
Que lloran en silencio por tu amor
Me miro en el espejo y veo en mi rostro
El tiempo que he sufrido por tu adiós
Obligo a que te olvide el pensamiento
Pues siempre estoy pensando en el ayer
Prefiero estar dormida que despierta
De tanto que me duele que no estés
Cuán sabios fueron los propulsores de este reconocimiento a esa persona que ayer, hoy y siempre nos brinda vida. Para ella, solamente podemos ofrecerle respeto, y amor.
Muchos tendrán la oportunidad, de compartir con sus Madres este 8 de diciembre, y aquellos que no podemos, porque adelantó su partida para la vida eterna, la recordaremos con mucha tristeza, pues extrañaremos poder tocarla, abrazarla, darle un beso y decirle gracias por todo mamá.

Recordar su perfume, cuando se despertaba temprano a preparar la lonchera para la escuela, cuando se ponía a estudiar y hacer los trabajos que eran calificados por la maestra.

Evocamos los consejos cuando salíamos con amigos y ese cuídate hijo por favor, recuerda que te quiero. Qué decir del inolvidable “te doy permiso hasta las doce”.
Me sumo al reconocimiento de esa señora que hizo que tus sueños, fueran los suyos, y que siempre expresó querer para ti lo mejor.
Feliz día de las Madres.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here