Los platos rotos

0

En el 2020, unos 118 millones de personas convivieron con el hambre alrededor del mundo; de los cuales 418 millones viven en Asia, 282 millones en África y 59.7 millones habitan en América Latina y el Caribe.

Publicidad
Rincón de Lupe

 

“Debemos decirlo fuerte y claro”- declara el representante regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación, Julio Berdegué- “América Latina y el Caribe enfrenta una situación crítica en términos de seguridad alimentaria”. La región afronta las peores cifras desde el 2000: las personas con hambre aumentaron en un 30 por ciento, lo que representa 13.8 millones más que en 2019, elevando a 59.7 millones la cifra de personas afectadas durante el año 2020: Haití, Venezuela y Nicaragua son los países del área que encabezan esta crisis.

 

Según el informe “Panorama regional de seguridad alimentaria y nutricional de 2021”, publicado por cinco de las principales agencias de la ONU, el grupo de personas que pasa sin ingerir alimento alguno durante más de una jornada al año se duplicó pasando de 47.6 millones en 2014 a 92.8 millones en el año 2020. Las cifras del estudio, además, apuntan que en la subregión de Mesoamérica-comprendida desde México hasta los países andinos- son 19 millones de ciudadanos los que padecen hambre; mientras que en el Caribe son siete millones y en América del sur la tragedia alimentaria afecta a 33.7 millones de seres humanos. Y aunque la pandemia tiene su gran cuota de responsabilidad en esta crisis, no es la única causante: ya desde el año 2014 se venía incrementando el número de personas sin nada que llevarse a la boca. Según recalca Julio Berdegué, entre el 2014 y el 2020 las cifras del hambre se han incrementado en cerca del 79 por ciento. Además, muchos expertos apuntan a la migración forzada, los desastres naturales y el cambio climático como responsables de la crisis.

 

Por su parte, Carla Mejía, asesora regional de nutrición del Programa Mundial de Alimentos para Latinoamérica y el Caribe, apunta a la pérdida de empleos: 13 millones de mujeres del área perdieron sus empleos por culpa del covid-19: esta falta de ingresos en una región donde una dieta saludable resulta la más cara del planeta, propicia la realidad que estamos afrontando ahora.

 

A juicio del Programa Mundial de Alimentos (PMA) el coste de evitar el hambre en todo el globo asciende a unos 7 mil millones de dólares: apenas el 0.36 por ciento de las descomunales fortunas de multimillonarios de la talla de Elon Musk y Jeff Bezos, como indicara David Beasly, director ejecutivo del PMA en una entrevista concedida el pasado mes de octubre. Ese día, frente a las cámaras de televisión, les rogó “dar un paso al frente ahora, por una sola vez” para rescatar a decenas de millones de personas y salvarlos del hambre.

 

 

Publicidad
Banco Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here