El subsidio que generó inconformidades

Conductores de vehículos particulares dicen que si para los taxistas hay ayuda con el combustible, para ellos también debe haber.

0
Los taxistas tendrán una ayuda hasta diciembre. Foto: Unsplash.com

La decisión del Gobierno de Laurentino Cortizo de otorgar $3 millones a los transportistas para el subsidio del precio de los combustibles no generó una reacción de apoyo entre los dueños de autos particulares.

Publicidad
Rincón de Lupe

Luego del anuncio, la pregunta más popular en las redes sociales, fue, ¿Qué harían aquellos que no eran taxistas para sobrellevar el aumento del combustible?

“Estamos trabajando para pagar gasolina y así poder llegar al trabajo y tener dinero para poder echar gasolina, es un círculo vicioso, con poca calidad de vida”, sostuvo Yesenia Moreno, residente en Hato Montaña.

Para ella, que vive en el sector Oeste del país, es más el gasto de gasolina, con los constantes congestionamientos vehiculares, lo que le genera gran frustración.

“¿Qué hago?, yo no soy taxista, tampoco tengo bus, ni chiva, así que no recibo subsidio de nada y no es justo, al final somos nosotros mismos los que estamos costeando, además de nuestra propia gasolina, la famosa ayuda que le está dando el Gobierno a los taxistas”, sustentó la mujer.

Mecanismo

No es precisamente que todas las personas busquen algún subsidio del Gobierno, pero sí están buscando una solución al tema del alza del combustible, que esta semana, marcó una muy leve rebaja en Estados Unidos, cuando el Gobierno de Joe Biden anunció que estaban dispuestos a usar las reservas que tenían.

De igual forma, el viceministro de Comercio Exterior, Omar Montilla, ha sustentado en diversas ocasiones que el tema del precio del petróleo es cíclico y que las proyecciones que se tienen es que irá bajando y con ello tendrá impacto en los precios de los combustibles.

Por ello, hay quienes han comenzado a retomar medidas como car pool para moverse de sus hogares a los trabajos y viceversa para aguantar un poco el golpe al bolsillo.

“Hay que ver que el panameño si es descarado. Cuando llegaron las fiestas patrias, todos agarraron y tanquearon y se fueron felices para las provincias y a penas regresaron el lunes 8, se acordaron que la gasolina estaba cara y comenzaron a quejarse. Si tienen para irse de paseo, también tienen para hacerle frente al diario vivir”, declaró Agustín Rodríguez, conductor de taxi.

El conductor les recomendó a los dueños de autos particulares, que, si tienen que escoger entre comer y andar en auto, “mejor coman”, y los invitó a utilizar los transportes públicos como el Metro de Panamá y de lujo, como los taxis.

Realidad

Aunque un subsidio de $3 millones suena mucho, cuando se fue al desglose, dio un aproximado de $3 por taxista por día. Razón por la cual, la medida ofrecida por el Gobierno y aceptada por sindicatos de transportistas de Panamá, tampoco fue apoyada por todo el país.

Tratando de limar asperezas, el Gobierno, en conjunto con el Ministerio de Salud (MINSA), ofrecieron un aforo del 100% en los taxis, que tampoco tienen salidas por par y non.

Según las autoridades, los $3 millones saldrían del presupuesto del Estado, como un recurso de la empresa estatal Mi Bus, que es la responsable del transporte de pasajeros en la ciudad capital.

Publicidad
Banco Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here