Facturación electrónica en Panamá

El Órgano Ejecutivo emitió el decreto 766 de 29 de diciembre de 2020, por el cual se establecen las normas relativas a la adopción de la factura electrónica

0
Foto: Unsplash | Christiann Koepke

La Facturación Electrónica es una herramienta que actualmente está revolucionando la manera de tributar a nivel mundial y América Latina no es la excepción, la región se encuentra a la vanguardia en el uso de este sistema.

Publicidad
Metro Panama

En Panamá son muchas las empresas que ya han adoptado este tipo de tecnología, ya que son múltiples sus beneficios y ventajas, así lo aseguró el ingeniero Rafael Montero, CEO de GuruSoft, empresa especializada en el rubro.

«Por empezar, puede hablarse de un ahorro económico muy alto, que se estima en un 80% de los gastos asociados a la facturación. Se prescinde del papel, se elimina la necesidad de comprar y usar costosas impresoras fiscales con sus tintas y mantenimientos caros y constantes», explicó el especialista. 

Entre las ventajas más generales están la significativa simplificación del proceso con la posibilidad de corregir errores, la emisión casi instantánea de estos documentos aprobados por la autoridad impositiva, el contar con la posibilidad de acceder a todos los documentos emitidos en cualquier momento y lugar.

Foto: Unsplash | John Schnobrich

Fue la Dirección General de Ingresos (DGI) el ente gubernamental encargado de regular la actividad impositiva panameña, quien tomó la firme determinación de implementar la emisión electrónica de comprobantes en todo el territorio nacional.

La decisión se dio, lógicamente, enmarcada por un proceso de digitalización que atraviesa la sociedad en estos momentos y que está transformando la vida como la conocemos. En ese sentido, el acoplar la facturación electrónica significa un salto de calidad enorme, al abandonar el viejo sistema tradicional y reemplazarlo con uno mucho más avanzado.

El Órgano Ejecutivo emitió el decreto 766 de 29 de diciembre de 2020, por el cual se establecen las normas relativas a la adopción de la factura electrónica, dirigido a empresas que están exceptuadas del uso de equipos fiscales.

Montero aseguró que la migración al Sistema de Facturación Electrónica de Panamá es amena y el contribuyente no tendrá ningún tipo de problema. «No debe temerse al cambio, es la mejor decisión para el negocio y, en esta era de digitalización tan marcada, es indispensable contar con todas las herramientas que nos otorga la tecnología».

La DGI, desde el 1 de junio del presente año, inició el programa de masificación voluntaria de la factura electrónica en el país, para conseguir más información al respecto puede ingresar aquí.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here