Los nuevos inquilinos del Palacio Gil Ponce

El reto compartido entre los altos servidores judiciales será el mismo, mejorar la imagen administración de justicia, acabar con la mora judicial, y mejorar el sistema.

0

Después de varios meses de un proceso de selección de la Comisión del Pacto de Estado por la Justicia, y su convocatoria para elegir a los reemplazos de los magistrados Hernán de León Batista de la Sala Primera de lo Civil y de Luis Ramón Fábrega de la Sala de lo Contencioso Administrativo y Laboral.

El presidente Laurentino Cortizo hizo las designaciones de dos abogadas para reemplazar a los magistrados cuyos periodos finalizan el 31 de diciembre de 2021.

Publicidad
Rincón de Lupe

Las designaciones fueron así: Miriam Yadira Cheng Rosas fue nombrada en reemplazo de Hernán De León, mientras María Cristina Chen Stanziola sustituye a Luis Ramón Fábrega, de la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral.

Igualmente, fueron nombrados Ariadne Maribel García como magistrada suplente de la Sala Primera de lo Civil y a Salvador Domínguez Barrios como magistrado suplente de la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral. Además, se nombró a Isis Omaris Joseph Garzón como magistrada suplente del magistrado Cecilio Cedalise, en Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral.

Lo que resulta importante destacar de todas estas designaciones, es que es la primera vez en la historia de la Corte Suprema de Justicia, que habrán 5 magistradas principales en el Pleno.

El reto compartido entre los altos servidores judiciales será el mismo, mejorar la imagen administración de justicia, acabar con la mora judicial, y mejorar el sistema.

Cada 10 años, estos problemas profundos que enfrenta el Poder Judicial, resultan ser las trabas recurrentes de los magistrados quienes llegan con una buena voluntad, pero el sistema y las diferencias que pudieran surgir entre sí, convierten sus expectativas y posibles actuaciones en arena movediza.

De la hoja de vida de cada profesional designado, se desprende que tienen años de ejercicio y experiencia en el sistema de administración de justicia.

Sin embargo, se requiere un elemento importante y es salir de los despachos de cada Sala y recorrer el país a todos los niveles de manera permanente donde hay dependencias del Órgano Judicial, para conocer los problemas que enfrentan los niveles bajos y brindarles una solución.

Los procesos de alimentos, los divorcios, los casos de menor cuantía, los de mayor cuantía, los procesos ordinarios, procesos sumarios, en fin podría ir enumerando los procesos en atención a las diversas jurisdicciones, y tendríamos un artículo algo extenso. Cuando lo que buscamos es dejar clara la necesidad que tienen los jueces municipales, de circuitos y hasta los magistrados del Tribunal Superior.

No podemos pretender, añorar una justicia de un país de primer mundo cuando, los salarios y los recursos son de tercer mundo.

Aspiramos una justicia expedita, gratuita e ininterrumpida, y esa debe ser la hoja de ruta de los magistrados en su conjunto.

Hablen con el público, con los abogados y consulten como son atendidos, si sienten una voluntad o disposición al trabajo de los funcionarios, porque el común de los ciudadanos no llegan a tocar la puerta de los magistrados.

Si sienten que hubo un atropello, se resignan a retirarse con un profundo grado de frustración y de impotencia.

Publicidad
ACP

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here