Unicef recomienda a los países que es fundamental retornar a clases  

El organismo advierte que la Pandemia ha afectado catastróficamente el proceso de enseñanza aprendizaje de millones de niños. Gremios docentes acusan al gobierno de no haber trabajado para garantizar el regreso a clases de los estudiantes.

0

La Unicef ha recomendado que es fundamental que los niños y jóvenes retornen a las aulas de clases.

Publicidad
Rincón de Lupe

Y es que la crisis generada por la pandemia de la COVID19 ha afectado catastróficamente el proceso de enseñanza-aprendizaje de cientos de miles de niños alrededor del mundo.

Miles de millones de estudiantes han visto interrumpida sus clases y por ende, su educación.

Otros han tenido que dejar los estudios o han sufrido la ausencia de conexiones para conectarse a plataformas virtuales. Algunos ni siquiera tienen acceso a un aparato inteligente.

Según datos de la Unicef, los estudiantes de todo el mundo han perdido más 1.8 billones de horas de aprendizaje presencial debido a los cierres por la COVID19.

El organismo indicó que “como consecuencia de ello, los jóvenes estudiantes se han visto privados de su educación y de otros beneficios vitales que ofrecen las escuelas”.

Por ello insiste en la urgencia de retomar las clases presenciales.

Gremios panameños

Ante estas recomendaciones, gremios magisteriales de Panamá señalan, que nuestro país no está preparado para un retorno a las aulas de clases en medio del desafío de la pandemia.

La líder magisterial Yadira Pino, representante de la Federación de Trabajadores y Educadores de Panamá indicó que es sí es necesario que los niños y jóvenes vuelvan a las aulas de clases.

Resaltó que es necesario, pues el gobierno no ha trabajado para que los estudiantes principalmente de escasos recursos y áreas apartadas tengan conectividad.

“Es necesario que volvamos a las escuelas y aunque organismos como Unicef y la OMS han recomendado una serie de requisitos, Panamá no está cumpliendo estas medidas”, resaltó Pino.

Añadió que actualmente que hay escuelas que ya han abierto sin contar con los protocolos de bioseguridad y sin tener el presupuesto para asumir los gastos que involucra mantener un ambiente seguro para todo los que conviven en una escuela.

“Las autoridades del Ministerio de Educación no han cumplido con los parámetros para ofrecer una seguridad al momento de que tanto el estudiante como educadores y el personal administrativo cuenten con las medidas de bioseguridad necesarias y los fondos suficientes para cubrir este tipo de gastos que se deben implementar, para afrontar lo que ahora es nuevo panorama de educación en medio de la pandemia por el nuevo coronavirus”, añadió.

Pino explicó que antes del tercer trimestre habían, según el Meduca, 1,200 centros educativos aptos para abrir y la meta es llegar a 2,200 escuelas que incluiría a 300,000 estudiantes más.

“El problema es que Meduca está abriendo las escuelas pero las mismas no está acondicionadas o no presentan los requisitos que están sugiriendo organismos como la Unicef”, recalcó la dirigente magisterial.

 

Datos alarmantes

La Unicef ha informado que en el mundo, alrededor de 131 millones de alumnos de 11 países han perdido tres cuartas partes de su aprendizaje presencial, desde marzo de 2020 hasta septiembre de 2021.

Entre ellos, el 59%, es decir casi 77 millones, ha perdido casi todo el tiempo de instrucción presencial.

Alrededor del 27% de los países siguen teniendo las escuelas total o parcialmente cerradas.

Además, según los últimos datos de la Unesco, más de 870 millones de estudiantes de todos los niveles afrontan actualmente interrupciones en su educación.

Recomendaciones de Unicef

El organismo insta a los gobiernos, las autoridades locales y las administraciones escolares a reabrir las escuelas lo antes posible.

Y a tomar todas las medidas necesarias para mitigar la transmisión del virus en las escuelas, como, por ejemplo:

• Aplicar políticas de uso de mascarillas para los estudiantes y el personal que estén de acuerdo con las directrices nacionales y locales.

• Proporcionar instalaciones para el lavado de manos y/o desinfección de las manos.

• Limpiar con frecuencia las superficies y los objetos compartidos.

• Garantizar una ventilación adecuada y apropiada.

• Mantener a los estudiantes y a los profesores en grupos pequeños que no se mezclen entre ellos; escalonar la hora del inicio, el descanso, la hora de ir al baño, las comidas y el final de la jornada; y alternar la presencia física.

• Establecer mecanismos de intercambio de información con los padres, los alumnos y los profesores;

• Aunque no es un requisito previo para la reapertura de las escuelas, se debe dar prioridad a los profesores para que reciban la vacuna COVID19, después de los trabajadores sanitarios de primera línea y de las personas con mayores riesgos, para protegerlos de la transmisión en la comunidad.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here