Los clubes brasileños van por todo… también apuntan a la Sudamericana

La Copa Sudamericana empieza la fase de definición de sus nuevos aspirantes a título. Para no desentonar con la Libertadores, donde se habla portugués, los dos embajadores brasileños, Athletico Paranaense y Bragantino, apuntan a la otra mitad de la gloria.

0
Foto: AFP

Campeón en 2018, el “Furacao” luchará por un cupo a la final con el uruguayo Peñarol el jueves, mientras que Red Bull Bragantino, en su primera participación internacional en 25 años, se batirá contra el paraguayo Libertad el miércoles.

Con Brasil dominando la Libertadores en el siglo XXI (nueve títulos frente a ocho de Argentina), los herederos de Pelé tienen la chance de acortar distancias en un torneo históricamente dominado por los argentinos (nueve campeonatos, contra cuatro brasileños).

Publicidad
ACP

Sin clubes argentinos en semis de la Sudamericana, Paranaense y Bragantino también pueden apuntar a una final inédita entre brasileños en esa competición.

Último campeón

En su octava participación en la Sudamericana, Paranaense disputará su tercera semifinal.

En 2006 fue eliminado por el mexicano Pachuca, que terminó alzando la Copa, pero doce años después se desquitó al vencer a Fluminense y consagrarse campeón en los penales ante el colombiano Atlético Junior.

Aquella victoria contra los barranquilleros, en 2018, dio a Brasil su último título en la Sudamericana.

Ahora, en 2021, el “Furacao” llega a esta instancia con una campaña casi perfecta.

En la fase de grupos sumó cinco victorias y una derrota, que le permitieron quedarse con el boleto a octavos, donde venció dos veces al América de Cali. En cuartos despachó a Liga de Quito con un 4-2 en casa, tras haber perdido 1-0 en Ecuador.

Sin embargo, tras garantizar el pase a la semifinal, los paranaenses no son los mismos, empezando por la salida del entrenador portugués António Oliveira.

Su cuarteto ofensivo perdió los talentos de Matheus Babi por lesión y a Vitinho, vendido al Dinamo de Kiev. Sus reemplazos, Renato Kaiser y Bissoli, además del recién contratado Pedro Rocha, no han logrado acoplarse a la dupla de Nikão y el uruguayo David Terans.

El experimentado entrenador Paulo Autuori también sufre dolores de cabeza en la zaga, clave en la conquista del campeonato hace tres años. En los últimos ocho juegos del Brasileirao, donde son novenos, el equipo sufrió once goles, seis derrotas, un empate y apenas un triunfo.

“El equipo no es tan favorito en la Sudamericana como lo era hace un mes y medio. Paranaense tiene un elenco corto y los jugadores que llegaron no están a la altura de los que salieron. Además de eso, el momento del equipo no es bueno pese a que la clasificación a la semifinal de la Copa do Brasil alivió la presión”, explica Guilherme Moreira, periodista del portal Globo Esporte.

La revelación

La situación del RB Bragantino es diferente. La última vez que los paulistas participaron en un torneo internacional fue en 1996, en la desaparecida Copa Conmebol, cuando se llamaban Atlético Bragantino.

En su retorno a Sudamérica, tras ser adquirido por la multinacional austriaca, el equipo ha dado muestras de resiliencia al sobreponerse a dos derrotas que por poco le impiden dominar la fase de grupos y a la pérdida de su máxima figura, Claudinho, transferido al Zenit de Rusia.

Luego del susto, en las rondas siguientes el estilo de juego del once de Mauricio Barbieri fue creciendo para derrotar al ecuatoriano Independiente del Valle y al argentino Rosario Central, escuadras con más tradición en el torneo.

El andar en el Brasileirao, donde son quintos, por encima de clubes históricos como Corinthians, Sao Paulo o Santos, es un combustible adicional para el “Braga”, que disputará su primera semifinal internacional.

“Bragantino empezó a madurar a lo largo de la Sudamericana. Los jugadores entendieron la forma de jugar esta competición”, destacó Danilo Sardinha, reportero de TV Vanguarda.

En manos de Paranaense y Bragantino está pelear la primera final brasileña de la Sudamericana, un hito que cerraría el dominio de Brasil en la región, tras el éxito en la Libertadores y la supremacía de la ‘Seleção’ en el premundial hacia Catar 2022.

“La posibilidad de una final inédita entre dos equipos brasileños es muy interesante para la imagen del fútbol brasileño en el ámbito continental”, apunta Rafael Marques, comentarista de ESPN y Fox.

Pero en el sueño se atraviesan Peñarol y Libertad.

Publicidad
Banco Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here