Previo a Tokio 2020, Simone Biles ya estaba preocupada por su salud mental

La gimnasta olímpica, Simone Biles, comentó el lunes que las preocupaciones por su salud mental, que hicieron que se retirara de varias competiciones durante los Juegos de Tokio 2020 comenzaron previo a su llegada a la capital de Japón.

0
Foto: AFP

La estadounidense de 24 años, considerada por muchos como la mejor gimnasta de todos los tiempos, decidió priorizar su salud mental. Acción que sorprendió a muchos al ver a la atleta favorita retirarse de la final de equipos y del all-around individual en los Juegos Olímpicos el pasado mes.

Publicidad
Rincón de Lupe

Athleta, patrocinador de Biles, publicó este lunes un video donde la atleta tuvo una conversación con su madre en la cual menciona que los problemas de la gimnasta fueron creciendo con el pasar del tiempo.

“Ni siquiera diría que comenzó en Tokio. Siento que probablemente fue un poco más arraigado que eso”, comentó.

“Creo que fue solo el factor de estrés. Se acumuló con el tiempo, y mi cuerpo y mi mente simplemente dijeron que no. Pero ni siquiera yo sabía que estaba pasando por eso hasta que simplemente sucedió”.

Durante su participación en Tokio, Biles sufrió un ataque de “Twisties”, un problema que puede llegar a ser grave debido a que hace que los gimnastas pierdan el sentido de la orientación cuando están en el aire.

Tras ese inconveniente, la estadounidense volvió a la arena olímpica para participar en la final de la viga de equilibrio, competencia donde ganó la medalla de bronce.

La estrella de la gimnasia señaló que si se sintió decepcionada al no poder competir al 100% en los Juegos Olímpicos, sin embargo, no se arrepiente de su decisión de poner su salud y seguridad primero.

“Simplemente apesta. Como entrenar cinco años y no sale como querías”, dijo Biles en el video. “Pero sé que ayudé a mucha gente y atletas a hablar sobre la salud mental y decir que no. Porque sabía que no podía salir y competir. Sabía que me iba a lastimar”.

“Obviamente esperaba sentir mucha reacción violenta y vergüenza”, dijo. “Pero es todo lo contrario. Esa es la primera vez que me sentí humana. Además de Simone Biles, yo era Simone, y la gente lo respetaba”, agregó Biles.

Con esta situación, la estadounidense espera alentar a las demás personas que tienen o han tenido problemas con respecto a su salud mental a pedir ayuda.

“Sé que no es fácil, pero realmente es útil”, comentó. “Y sé que la mayor parte del tiempo tienes miedo de sentirte tonto. Pero, como he aprendido a lo largo de los años, está bien pedir ayuda”.

Publicidad
Rincón de Lupe

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here