Otra raya para el tigre

0

Sin la menor duda, los diputados están absolutamente desconectados de la realidad que afrontan, día a día, los ciudadanos de este país. Y por si esa desconexión, por sí sola no resultara perjudicial, la acompañan con una patética incapacidad para prever las consecuencias que sus disparates acarrean.

Publicidad
Rincón de Lupe

En medio de la más terrible crisis sanitaria y económica registrada en la historia nacional, por medio del proyecto de ley 528, pretenden restringir la circulación vehicular en los distritos de Panamá, Arraiján y La Chorrera en base al último número de la placa correspondiente.

La ley de marras, -propuesta por los diputados Víctor Castillo, Cenobia Vargas, Eugenio Bernal y Roberto Ayala- pretende establecer que en un horario de 5 de la mañana a 6 de la tarde, circulen los días lunes, miércoles y viernes, los vehículos particulares cuyas placas terminen en 0, 2, 4, 6 y 8; mientras que los martes, jueves y sábados circularía el resto de vehículos cuyas placan finalicen con 1, 3, 5, 7 y 9.

Evidentemente, los proponentes de este inoportuno adefesio desconocen las odiseas por las que atraviesan centenares de miles de panameños para acudir a sus puestos de trabajo- Los que aún cuentan con uno-, y las peripecias por las que aún tienen que pasar para retornar a sus hogares: la gran mayoría víctimas de un sistema de transporte burdo e ineficiente en el que consumen muchísimo más del tiempo requerido para regresar a sus domicilios. Entre salir a trabajar y regresar a casa- en vehículos públicos o privados- a muchísimos les toma más de doce horas. Y el susodicho proyecto de ley lo único que logrará será aumentar las masas obligadas a recurrir a un sistema de transporte que no logra satisfacer decentemente la demanda actual.

Y aunque barnizado con la finalidad de “reducir la emisión de gases de efecto invernadero”, las suspicacias se multiplican alimentadas por los antecedentes de un órgano estatal que reiteradamente le ha dado la espalda a los intereses y beneficios de ese mismo pueblo al dicen “representar”. Si no les ha importado el “bien común” de sus electores, ¿ahora, sorpresivamente, les inquieta el cambio climático? Las apuestas señalan que no: para nadie será sorpresa que, quienes aprueben la ley, se sumarán el nuevo privilegio de contar con distintos autos con placas que les permitan circular de lunes a sábado; a diferencia del resto de los nacionales que se las verán aún más difícil para procurarse el sustento con la movilidad restringida.

Publicidad
Rincón de Lupe

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here