Delta, la variante que remece nuevamente al mundo

0
Las investigaciones han mostrado hasta ahora que, este linaje del SARS-CoV-2, es la versión más contagiosa, pero no más letal / AFP

El linaje Delta, ha enviado un mensaje claro al mundo: los programas de inmunización, son las herramientas de salud pública para terminar con la pandemia

Publicidad
Metro de Panama Línea 3

Sin embargo, no es la única. Acompañadas de las medidas de bioseguridad y autocuidado protegen a las personas de la infección que produce este linaje que está dominando en el mundo.

Esta es la conclusión que expresó el doctor Leonardo Labrador, director de Epidemiología del Ministerio de Salud, luego de analizar la experiencia de grandes economías que impulsaron campañas masivas de vacunación.

También aseguró que, mientras prevalezca la inequidad mundial en el acceso a las vacunas, la pandemia no terminará.

Y, aclaró que, aunque los países inmunicen a sus poblaciones, la amenaza de nuevas oleadas impulsadas por variantes de preocupación, sin que un alto porcentaje de la población mundial esté protegida; continuarán.

El retroceso en la flexibilización del uso de mascarillas

Inglaterra, Israel, y Estados Unidos, como ejemplos, han inoculado a un alto porcentaje de su población, con el objetivo de alcanzar la inmunización de sus ciudadanos, y retomar una normalidad.

Los dos últimos decidieron que las personas con esquemas completos de vacunas, dejaran de usar mascarillas, incluso en espacios cerrados.

En estos tres países, Delta se propagó a una velocidad importante debido a su alta contagiosidad.

Fuente Our World in Data

El aumento en el número de casos sorprendió, empero era de esperarse luego de la crisis sanitaria que dejó a su paso en India, donde se reportó por primera vez.

Esta semana, el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, retrocedió en la decisión de levantar la medida del uso de mascarillas en las personas inoculadas.  Israel también revocó esta flexibilización.

El umbral de la inmunidad colectiva se expande

El doctor Labrador, advirtió que Delta es tan contagiosa que, ha obligado a analizar nuevamente la estimación del porcentaje de población necesario para estar protegidos.

El especialista dijo que, se requiere que el 85% de la población tenga el esquema completo de las vacunas COVID-19.

Una cifra superior al 70% estimado con las versiones anteriores del SARS-CoV-2.

En un proceso evolutivo natural, el SARS-CoV-2 mutó y seguirá evolucionando mientras existan regiones sin acceso a las vacunas.

Incluso, no se descarta que no solo sea más contagioso, sino en una evolución, que resulte más letal, explicó.

¿Qué se conoce de Delta?

La mutación modifica al virus, particularmente en la espícula para facilitar el ingreso a las células humanas.

Cuatro de sus linajes han sido declarados de preocupación porque se trasmite fácilmente, afectan a la salud de las personas, o son capaces de evadir la respuesta inmunitaria de las vacunas.

Delta es, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el linaje más contagioso hasta ahora, del SARS-CoRV-2.

Este linaje, de acuerdo con los estudios en países con un alto número de personas completamente vacunadas, muestran que es  entre un 40% y 60% más contagiosa.

¿Qué quiere decir esto?  Que, si una persona contraía el virus original, infectaba a 2.5 personas.

Con Delta, el alcance es de 5.8 personas, de acuerdo con datos de análisis en aquellos países en es la variante que domina.

Fue detectada en diciembre del año pasado, en India, y está presente en 124 países según los registros de la Organización Mundial de la Salud.

Fuente Our World in Data

¿Es más contagiosa y severa?

Existen varios mecanismos para que el virus mejore su adaptación al ser humano, y tornarse más trasmisible.

Los cambios en la espícula se asocian a un reconocimiento más eficiente de las células humanas y aumentan la capacidad para infectar.

Labrador, diferenció cuando una variante es contagiosa y cuando es severa. Son dos conceptos distintos y necesarios de explicar.

Delta es un linaje contagioso, por su alta trasmisibilidad,  explicó, esto quiere decir que, tiene una mayor capacidad para infectar a las personas.

Esto, como explicó, debido a los cambios en la espícula que le permiten reconocer mejor a las células humanas.

Mientras que la severidad resulta en un impacto que termina induciendo cuadros graves de enfermedad respiratoria -neumonía – que demandan el traslado a una unidad de cuidados intensivos, detalló; y citó como ejemplo a la variante Gama o P.1 localizada en Japón y Brasil.

El director de Epidemiología, afirmó que este linaje resulta más contagioso, pero no más letal.

Datos recopilados en el portal británico Our World in Data, en los países en que tiene prevalencia, así lo demuestran.

Fuente: Our World in Data

¿A quiénes está impactando esta variante?

Principalmente a la población joven, no vacunada, o parcialmente protegida, y pacientes con enfermedades crónicas.

Labrador destacó que, el 85% de los pacientes en unidades de cuidado intensivo en Panamá, dónde no circula aún Delta, son personas que no están protegidas, o parcialmente vacunadas, o personas con sus sistemas inmunológicos débiles.

Este segmento de población, es vulnerable a esta variante, y podría comprometer el sistema hospitalario, de haber trasmisión comunitaria en Panamá, acotó.

Sin embargo, como advirtió la Organización Mundial de la Salud, no en todas partes, esta variante azota con la misma fuerza.

La diferencia anotada por la OMS y por Labrador, es la baja cobertura de las vacunas Covid-19.

Además, las vacunas continúan mostrando una alta eficacia y protección contra los cuadros graves cuando se ha completado el esquema.

En América Latina, todavía no hay trasmisión comunitaria

La variante Delta ha sido detectada en al menos 18 países de la región, y está asociada particularmente a viajeros, de acuerdo con datos de la Organización Panamericana de la Salud.

Su trasmisión comunitaria es muy limitada aún, aunque en algunos países está predominando.

En nuestro país se detectaron 8 casos, detalló Labrador.  Cuatro en tripulante de la India, y los otros cuatro en el Aeropuerto Internacional de Tocumen.

La aplicación de pruebas, la trazabilidad de los equipos unificados, han sido un escudo para mitigar la transmisión del virus.

La trazabilidad no solo contribuye a identificar a una persona contagiada y aislarla, sino a los contactos.

Panamá es el país con más número de pruebas aplicadas, y a través del Instituto Gorgas, participa de la Red Genómica de la OPS.

Panamá fortalece su programa de vacunación

La aparición de Delta en los países fronterizos, la posición geográfica del país, y su servicio como ruta de tránsito, amenazan con que este linaje toque suelo panameño.

Así lo afirmó este martes el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, durante la sesión informativa semanal.

Ante este posible escenario, el gobierno ha determinado hacer un gran barrido vacunal, aseguró el director de Epidemiología.

Esto para alcanzar un mayor porcentaje de vacunados.

A la fecha, de acuerdo con cifras entregadas por el doctor Labrador, el 40% de la población tiene al menos una dosis, mientras que el 20% completó el esquema de dos dosis.

Las autoridades sanitarias informaron que las jornadas de vacunación marchan a buen ritmo, y en 3 meses se podría alcanzar el 80% de personas inoculadas / Cedida

La cobertura vacunal mínima para que Delta no resulte en una amenaza a la salud pública, es el 50%, estimó el especialista.

De allí que las autoridades instan a la población a vacunarse,  continuar con las medidas de bioseguridad y el autocuidado.

El especialista recomendó a las personas realizarse un hisopado, a la manifestación de cualquier síntoma de resfrío e incluso de cuadros diarreicos, para confirmar o no si la persona es positiva por COVID-19. 

Publicidad
ACP

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here