Estudios en el mundo real: La eficacia de dos vacunas COVID-19

0
Según el estudio realizado en el Reino Unido, una dosis de AstraZeneca/Oxford seguida de otra de Pfizer/BioNTech genera una “mejor respuesta inmunitaria” que a la inversa / foto: AFP

Las vacunas contra la COVID-19 fueron desarrolladas con el propósito de preparar al sistema inmunológico para reconocer el SARS-CoV-2.

Publicidad
Rincón de Lupe

Elevan las defensas del cuerpo y neutralizan el virus de producirse un contagio.

Buscan evitar principalmente los cuadros graves con hospitalizaciones en cuidados intensivo y la muerte.

Desde que se informó de los resultados de ensayos clínicos fase 3, la eficacia de las vacunas COVID-19 ha sido comprobada, según se prueban en el mundo real.

Las empresas farmacéuticas han generado un desfile de informes, con valores que pasan desde el 95% hasta 50%.

Una vacuna debe mostrar al menos una tasa de protección del 50% para que se considere eficaz.

Este es el estandar de los principales reguladores de medicamentos del mundo y la Organización Mundial de la Salud.

La eficacia de una vacuna es la reducción relativa del riesgo de contagio.

Si una vacuna tiene una protección del 90%, sea cual sea el riego, este se reduce en ese porcentaje si completa el esquema de vacunación.

Datos de Gavi la Alianza por una Vacuna, reseñan que hay 17 vacunas que se están aplicando a la población mundial.

De estas, cinco, están siendo monitoreadas después de aprobadas e inoculadas en grandes poblaciones.

Incluso mientras circulan variantes más contagiosas las vacunas protegen, afirmó la Organización Panamericana de la Salud, en su sesión informativa de esta semana.

“Hasta el momento, la OPS ha constatado que el impacto de las variantes de preocupación en la eficacia de las vacunas contra la COVID-19 ha sido mínimo”, declaró Carissa Etienne, directora del organismo.

Combinar las vacunas y espaciar inyecciones puede mejorar la respuesta inmune

La población panameña está siendo vacunada con dos fármacos que han mostrado tener una importante eficacia en estudios.

Cominarty (BNT162) de Pfizer y BioNtech, una vacuna desarrollada con la plataforma de ARNmensajero y cuya eficacia en los estudios de fase 3, se determinó en 95%.

El otro biológico es de vector viral, desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca, Vaxzevria (ChAdOx1) con un 90%, según registro de Gavi.

Un estudio publicado este lunes por la Universidad de Oxford, determinó que combinar las vacunas de Pfizer y AstraZeneca, en un esquema de una dosis de cada una y administradas con cuatro semanas de diferencia, genera una fuerte respuesta inmune.

Sin embargo, como explica la universidad, una dosis de AstraZeneca seguida de una de Pfizer, es más efectiva que a la inversa.

Oxford también concluyó que espaciar el tiempo de aplicación de las dosis a 11 meses, mejora exponencialmente la inmunidad contra el virus SARS-CoV-2.

Este hallazgo refuerza la decisión de las autoridades de salud en Panamá, de espaciar una dosis de otra,

¿Qué vacuna es más eficiente contra la variante Delta?

En Reino Unido la variante Delta, que es 60% más contagiosa que la variante Alfa detectada en el Reino Unido, está predominando.

Un estudio de Public Health England (PHE), la agencia de salud de Reino Unido publicado antes de la revisión por pares y basado en registros de pacientes; encontró que la eficacia de ambos fármacos no es igual.

La efectividad de Pfizer-BioNTech fue 88% contra la enfermedad sintomática de la variante Delta, dos semanas después de la segunda dosis, en comparación con el 93% de efectividad contra la variante Alpha.

Dos dosis de AstraZeneca fueron 60% efectivas contra la enfermedad sintomática de la variante Delta en comparación con el 66% reportado contra la variante Alpha.

Ambas vacunas fueron 33% efectivas contra la enfermedad sintomática de Delta, tres semanas después de la primera dosis en comparación con alrededor del 50% contra Alpha.

La diferencia en la efectividad entre las vacunas después de 2 dosis puede explicarse por el hecho de que el lanzamiento de las segundas dosis de AstraZeneca fue más tarde que para la vacuna Pfizer-BioNTech, explicó la agencia.

También descubrió en torno a la protección contra hospitalizaciones por la variante Delta que, la eficacia fue similar en ambas después de dos dosis.

Pfizer-BioNTech demostró 96% mientras que AstraZeneca el 92%.

Las vacunas de ARNmensajero no requerirían de una dosis de refuerzo

El nuevo trabajo del equipo del inmunólogo de la Universidad de Washington en St. Louis, Ali Ellebedy, publicado en la revista Nature, sugiere que las vacunas basadas en ARN mensajero podrían no necesitar dosis de refuerzo.

Esto siempre y cuando las nuevas variantes no evolucionen lo suficiente como para escapar a la eficacia vacunal.

Se detectaron células productoras de anticuerpos de larga duración en la médula ósea de las personas contagiadas, las cuales podrían perdurar de por vida.

A principios de este mes, este equipo científico, publicó otra investigación en personas que superaron la COVID-19.

Se observó que aunque fuera de forma leve, podían generar inmunidad contra el SARS-CoV-2 para toda la vida.

Lea este próximo viernes una entrevista con el doctor Rodrigo De Antonio,  quien aclarará las dudas en torno a las vacunas contra la COVID-19.

 

 

Publicidad
Banco Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here