Un cremoso flan de coco, para el cierre del almuerzo familiar

Hoy el protagonista es un postre básico pero con muchas variantes de sabor: el flan.

0
Este postre tan gustado, es una alternativa para el deleite familiar de un domingo / Eric Marciscano

Por suerte terminó la cuarentena y no hay restricción de movilidad, así que estoy feliz de estar de vuelta en el local trabajando para que ustedes puedan celebrar sus cumpleaños en su burbuja familiar.

Publicidad
Rincón de Lupe

Hoy el protagonista es un postre básico pero con muchas variantes de sabor: el flan.

La crema de flan tradicional es un tipo de crema cocida a base huevos, leche, azúcar y un saborizante que se realiza en caliente y luego se hornea a baño María.

Esta vez lo haremos de coco y en su versión rápida (utiliza leche condensada y no requiere cocer la crema antes de hornearla).

El resultado final es un postre cremoso y muy rico.

Hay 2 puntos importantes en la elaboración de este flan y es que se usa leche de coco, no la crema de coco utilizada en coctelería que ya viene azucarada.

Y el otro es la manipulación del caramelo; debemos tener mucho cuidado porque alcanza temperaturas muy altas que pueden producir quemaduras hasta de tercer grado.

Ingredientes                                                                                   

1 tza de azúcar

1 lata de leche condensada

1 lata de leche evaporada

5 huevos

1 cdta de extracto de vainilla

Crema chantilly (para decorar)

Dulce de leche (para decorar)

Procedimiento

  1. Precalentar el horno a 350F o 175C
  2. En una olla a fuego medio colocar el azúcar, cubrir ligeramente con agua y revolver una sola vez para disolver. Una vez haya llegado a ebullición no se debe tocar el azúcar ya que la mezcla puede cristalizarse.  Cocinar el azúcar hasta que se haya disuelto por completo y tome una coloración dorado claro cuidando de no pasarnos, pues el caramelo se sigue cocinando y en unos segundos se puede quemar.
  3. Retirar del fuego y verter inmediatamente en un molde, cubriendo también las paredes. Dejar enfriar.
  4. Licuar el resto de los ingredientes hasta que estén completamente incorporados.
  5. Verter la mezcla en el molde y cubrir con papel aluminio. Sobre un molde más grande, preparamos un baño María y llevamos al horno por aproximadamente 1 hora. Puedes verificar su cocción sacándolo del horno y levantando el papel aluminio; si la mezcla se ve firme en los bordes y tiembla levemente en el centro significa que está listo.
  6. Sacar del horno y dejar enfriar destapado por aproximadamente 1 hora. Antes de volverlo a tapar puedes pasarle un cuchillo por el borde para facilitar su desmoldado.
  7. Enfriar completamente en la nevera por aproximadamente 4h o preferiblemente más tiempo.
  8. Desmoldar y decorar con
Publicidad
Banco Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here