Los clientes que no contacten a sus bancos, se asumirá que están en condiciones para pagar sus obligaciones

Hasta el pasado 18 de junio, el monto de los préstamos modificados sumaron $16 mil 179 millones, de los cuales $9 mil 218 millones corresponden a la cartera de consumo (o personas).

0
Aimeé Sentmat, presidenta de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP).

El cliente que todavía está en condiciones de alivio financiero y que no contacte a su banco para llegar a un acuerdo o reestructuración de sus obligaciones antes del 30 de septiembre, se asumirá [por parte del banco] que está en perfectas condiciones para pagar sus obligaciones.

Publicidad
Banco Nacional

Así lo dio a conocer la presidenta de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), Aimeé Sentmat, tras los nuevos lineamientos establecidos a través de la resolución de la Junta Directiva de la Superintendencia de bancos de Panamá SBP-GJD-0004-2021 de 21 de junio, y que el presidente Laurentino Cortizo hizo referencia ayer en conferencia de prensa.

La presidenta de la ABP, dijo que no hay que ir presencialmente en todos los casos. “Muchos bancos han habilitado call center para atender a los clientes; reciben documentos vía electrónica o han habilitado páginas web para este proceso”, dijo

Recomendó a los clientes no esperar hasta el 30 de septiembre para ir a los bancos a hacer las notificaciones. “Hay que empezar ya”.

Explicó que hasta ahora ha habido una mayor proactividad por parte de los bancos para llamar a los clientes, pero esto no será así después del 30 de junio. “La responsabilidad de ahora en adelante será compartida. El cliente debe explicar su situación y el banco debe brindar una solución”, señaló.

“Los bancos van a estar activamente logrando esos acuerdos con nuestros clientes. Lo que tenemos que entender como panameños es que necesitamos un sistema bancario que pueda prestar. Para que la economía se pueda reactivar las empresas tienen que tener acceso al crédito para que se generen nuevos empleos y el consumo que todos necesitamos”, explicó.

Reiteró que los deudores deberán documentar su afectación de liquidez donde se evidencie que perdió sus ingresos  con una carta de despido;  o que tiene una jornada laboral reducida y ahora tiene un nuevo salario. “Eso tiene que llevarlo a su banco y con esa información el banco logrará un acuerdo ya sea reducir la letra, extender el período, extender el plazo de vencimiento de un préstamo, en decir cada caso se ajustará dependiendo de la situación y se reacomodará a la realidad de cada deudor”, dijo.

Hasta el pasado 18 de junio, el monto de los préstamos modificados sumaron $16 mil 179 millones, de los cuales $9 mil 218 millones corresponden a la cartera de consumo (o personas) y $6 mil 961 millones a la cartera corporativa, de acuerdo con datos de la Superintendencia de Bancos de Panamá.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here