Moviendo los engranajes de la economía

0

 

El Presidente Laurentino Cortizo, hace un año, decretó el Estado de Emergencia, y como menciona un titular de un diario de la localidad “hace un año, el coronavirus cambió para siempre, la vida de los panameños,” esto es una realidad, desde la llegada del mortal virus a nuestro país, se ha visto un impacto negativo en la economía, y cada día que pasa, se agrava más la situación.

Publicidad
ACP

De acuerdo con el Banco Mundial, se estima que si bien Panamá en el 2020 decreció un 2.2%, en el 2021 tendremos un crecimiento económico de 4.2%, con reservas.

El Gobierno Nacional, en aras de su plan de reapertura económica ha establecido un plan para la recuperación económica, la cual deberíamos aprovechar.

Las pequeñas y medianas empresas (PYMES) y sus empleados constituyen una parte esencial del tejido económico y social de la vida cotidiana en todo el mundo. Hoy día, este papel crucial nos está amenazando por las consecuencias sin precedentes del COVID-19. (https://www.ilo.org/global/about-the-ilo/newsroom/news/WCMS_741889/lang–es/index.htm)

Según información del Estado, las Micro, Pequeñas, Medianas Empresas y los Emprendedores, constituyen alrededor del 90% de las empresas del país y generan más del 70% de los empleos a nivel nacional.

El Gobierno Nacional, bajo su programa, Banca de Oportunidades, ha asignado veinte millones de balboas a través del Banco Nacional y la Caja de Ahorros para financiar préstamos entre dos mil y cinco mil balboas, en cómodos plazos de 84 meses, programa que iniciará el lunes 3 de agosto de 2021.

Para las micro, pequeña y medianas empresas el Gobierno Nacional ha destinado un fondo de ciento cincuenta millones de balboas para otorgar préstamos con tasas de intereses blandas y a plazos de 84 meses, este programa será administrado por el Banco Nacional a través de la Caja de Ahorros y otras entidades financieras.

Para las micro y pequeñas empresas puedan gestionar préstamos con entidades financieras de su elección, el Gobierno nacional ha asignado un fondo de 50 millones de balboas como garantía.

Igualmente, el Gobierno Nacional impulsa otros programas para la reactivación económica como Plan de Adquisición de tu Vivienda, Programa Panamá Agro Solidario, Plan Recuperando Mi Barrio, programas que incentivan la reactivación económica y que generan plazas de empleo.

Este plan también contempla proyectos de ley que impulsarán para el desarrollo nacional, entre los que mencionamos, Proyecto de Ley de Empresas Multinacionales para la Manufactura (EMMA), Proyecto de Ley para la Equiparación de la Zona Libre de Colón, Proyecto de Ley de Alivio Tributario para la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, Proyecto de Ley de la AMPYME, Proyecto de Ley Pronto pago, entre otros.

Es cierto que este plan de reactivación económica requiere de nuestra parte, de nuestro grano de arena y ser coadyuvantes a que la situación económica mejore, por eso que, en primer lugar debemos ser agentes multiplicadores de los planes del gobierno para la reactivación de la economía.

Los recursos humanos es otro de los engranajes más importantes del crecimiento económico, por tanto es importante resaltar que el teletrabajo se ha convertido en la solución para las empresas que no podían darse el lujo de cerrar sus operaciones en medio de la pandemia.

En materia laboral, Panamá promulgó y reglamentó la Ley 126 de 28 de febrero de 2020, que crea el teletrabajo en Panamá. Ahora en el período de la reapertura económica, muchas empresas esperan mantener el esquema de teletrabajo en varios de sus dependencias.

El Director de Epidemiología del Ministerio de Salud en declaraciones a TVN, resaltó que pese a que Panamá está entre los países que lleva buen ritmo en el proceso de vacunación contra el coronavirus, la población no se puede descuidar, explicó que, tendríamos que esperar una suficiente cantidad de personas vacunadas,probablemente más allá de un 50 % para poder decir: vamos a ver qué hacemos para protegernos colectivamente y recordar que la inmunidad de rebaño se da con el 70% u 80%, que el virus empieza a perder fuerza a la transmisión.

Esto es importante resaltarlo porque es necesario seguir a paso marchante para ir mitigando las consecuencias del COVID-19 y poder ir pensando en una apertura total sin restricciones de movilidad, y activar el último bloque (bloque 6) que es un sector de la economía que esta casi en deceso. Muchos partícipes del bloque 6 claman al gobierno una apertura gradual de las actividades de dicho bloque pues consideran que pueden tomar las medidas necesarias para que se permita hacer eventos con un aforo responsable y ejemplar. (http://elsiglo.com.pa/espectaculos/aguantan-necesitan-facturar/24174516)

Y como dice nuestro Presidente Laurentino Cortizo “A todos nos conviene que al país le vaya bien. Eso es pensar con luces largas.” Continuemos cumpliendo con las normas de sanidad y coadyuvando a la reactivación de la economía nacional, así en un futuro no lejano podemos seguir demostrando porqué la economía de Panamá es una de las más estables de América, y porqué seguimos teniendo una de las tasas de crecimiento económico más altas de la región.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicidad
ACP

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here