El fútbol interiorano busca su propia era

0
El viernes Atlético Chiriquí nos regaló un partidazo de mucho coraje y carácter en el empate 4-4 con San Francisco, en el Muquita Sánchez, dejando una buena señal de lo que se viene. LPF

Cuando Herrera FC debutó el pasado jueves 18 contra el CAI en el estadio Los Milagros de Chitré, deben de haber pasado muchas sensaciones entre la comunidad, aficionados, dirigentes y ex jugadores de ese sector del país. Me pasó por la cabeza los nombres de cuatro ex futbolistas herreranos: Roberto Soto, Edgar Samaniego, David Marciaga y Christian Vega, quienes hubieran querido tener esa oportunidad en sus tiempos. Una provincia que fue invitada al torneo Apertura 2021, porque encajó dentro de la nueva idea de la Liga Panameña de Fútbol (LPF), para expandir por todo el país el campeonato que este viernes 26 de febrero cumple 33 años de jugarse. Debe de haber sido el mismo sentimiento que sintieron los veragüenses o chiricanos cuando debutaron en la primera división.

Publicidad
Rincón de Lupe

En Panamá siempre se ha mirado al interior como una buena plaza para el fútbol y así mismo la realidad nos ha mostrado que los equipos de este sector del país son los que más veces han descendido de la primera categoría. Alguna vez vimos una final en Santiago, Veraguas, entre el Projusa y Eurokickers, en 1993; también se dio otra finalísima entre el Atlético Veragüense y San Francisco en el torneo Clausura de 2005.

La última vez que Atlético Veragüense estuvo en una semifinal fue contra Tauro en el torneo Clausura 2017, asistieron unas 8 mil personas al estadio de béisbol Omar Torrijos. Ese día recuerdo que la televisión nos mostró una hermosa panorámica del coliseo con mucha gente en las graderías, al día siguiente algunos medios impresos nos dejaron como recuerdos unas hermosas fotos del ambiente festivo que hubo en Santiago. Después de ese encuentro volvió el debate con el tema de que los equipos del interior llenaban más los estadios que los de la capital cuando son locales, un argumento que siempre prende la llama del regionalismo en el fútbol nacional.

El otro día revisando entre mis archivos me encontré con la tabla de posiciones de la ronda regular del torneo Clausura 2010 cuando Atlético Chiriquí finalizó como puntero absoluto con 33 puntos, siendo eliminado en semifinales por el San Francisco que finalizó cuarto con 26 unidades. En el segundo torneo de ese mismo año, el Apertura 2010, el equipo de Valle de la Luna se ubicó octavo en la clasificación general. La contraparte en las dos tablas de posiciones fue el Veragüense que terminó último en ambos torneos. Este es solo un ejemplo de la realidad con los clubes interioranos, les ha costado una eternidad llegar por lo menos hasta una semifinal, sin embargo, cuando la alcanzan, no han podido sostenerse; por lo regular el fantasma del descenso siempre los ha acechado.

Nadie puede cuestionar que las plazas del interior sean buenas, pero la sensación es que mientras el equipo se encuentre bien, todo marcha por un buen camino. Uno habla con ex jugadores interioranos y la respuesta es la misma: no hay apoyo de la empresa privada en sus provincias; parte fundamental para el sostenimiento de un equipo.

Más allá de querer consolidar la liga en el interior, se tiene que encontrar otros elementos de soporte para hacer que los equipos de esta parte del país se mantengan estables competitivamente; la  misma liga y la federación debieran de prestarle más atención buscando estrategias y otro tipo de apoyo en aras de ese expansionismo que tanto se pregona. Los equipos interioranos que son el estandarte de una provincia en la LPF, deberían de tener más ventajas en ese aspecto que los de la capital, quienes regularmente solo representan a un barrio o a un sector del área metropolitana, pero esa diferencia no se nota en el torneo. Por eso el ente que rige este deporte tiene que meterse más en el cuento en base a experiencias, para ir despejando el camino de los equipos de ese sector de la República, para que el tema de la regionalización y expansión se vaya haciendo una realidad.

Herrera FC perdió en su debut 0-1 ante le CAI. LPF

Con los tres equipos del interior es un buen comienzo para ir hablando de regionalización, que hoy es tan fácil decirlo, pero sabemos que ha sido complicado llevarlo a la realidad. El jueves me pasaban muchas cosas por la cabeza mientras veía en la televisión el partido entre Herrera y el CAI. Quién no quisiera ver a los equipos del interior siendo protagonistas en cada torneo, verlos ganar un campeonato. Pero lo que veo es como si allá se les hiciera más dificultoso conseguir los recursos para el sostenimiento de un equipo entre torneo y torneo, a diferencia de los clubes de la capital, del sector Oeste o de Colón.

En lo deportivo, el interior ha dado muy buenos futbolistas, aunque algunos terminan jugando para los equipos de la capital. Nadie puede desconocer los jugadores que le ha dado el interior al fútbol nacional, pero lo que se espera es que despeguen sus equipos en la liga. Hoy la LPF les está dando una oportunidad dentro de un nuevo formato de competencia. El viernes Atlético Chiriquí nos regaló un partidazo de mucho coraje y carácter en el empate 4-4 con San Francisco, en el Muquita Sánchez, dejando una buena señal de lo que se viene.

Con la participación de Herrera aumenta el interés por el interior, ahora son tres clubes autóctonos de ese sector, aunque la LPF estudia llevar un par de equipos de la capital para adoptarlos como tal en su afán de regionalizar y expandir el fútbol.  Hoy los tres mosqueteros del interior tienen un reto, que no crean que se va a solucionar con la “nueva era”, o la “era del mañana” o la “era del futuro”. También se necesita de la participación de buenos dirigentes, con visión, revolucionarios, como intenta hacerlo el Veraguas CD con la llegada del empresario español Manolo Mirambel, de gratos recuerdos con el Sporting San Miguelito, pese a que el domingo tuvo un mal comienzo en el torneo. Igual tienen que poner de su parte, no esperanzarse únicamente de la LPF o de la federación.

Cuando los dirigentes del interior hagan el cambio con sus propias iniciativas e ideales, sin esperar a que desde la capital le resuelvan los problemas, veremos a sus equipos siendo protagonistas. Estaríamos hablando de la “nueva era en el interior del país”, que es lo que el fútbol nuestro siempre ha añorado.

Publicidad
Municipio de Panamá

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here