La NFL planea retomar partidos internacionales en 2021 en México y Reino Unido

0
Foto: AFP

La liga de football americano (NFL) está planeando volver a jugar partidos internacionales en 2021 en México y Reino Unido, avanzó este jueves el comisionado Roger Goodell en una rueda de prensa previa al Super Bowl del domingo.

En su calendario de 2020, la NFL tenía previsto disputar un partido de temporada regular en el estadio Azteca de Ciudad de México y otros cuatro en Londres, dos de ellos en el estadio Wembley y otros dos en el Tottenham Hotspur.

Publicidad
ACP

La irrupción de la pandemia de coronavirus, sin embargo, motivó que la NFL cancelara en mayo todos estos juegos, cuya celebración vuelve a estar ahora sobre la mesa.

“Estamos planeando partidos internacionales para el 2021. Esa es la estrategia que vamos a tomar. Nos mantenemos en contacto cercano con nuestros socios en el Reino Unido y México para asegurarnos de que lo estamos haciendo de un modo seguro”, declaró Goodell.

Foto: AFP. El estadio Azteca recibe partidos de la NFL desde 2016.

“Si en algún punto sentimos que no lo podemos ejecutar de modo seguro, tomaremos una determinación”, afirmó. “El año pasado decidimos no jugar los partidos internacionales (…) después de consultar no solamente a nuestros oficiales médicos, sino también viendo, junto a la asociación de jugadores, el riesgo de hacer viajar al grupo entero a un estadio donde no íbamos a poder implementar nuestros protocolos”.

Ahora “esperamos regresar, estamos planeándolo, y tomaremos esa decisión cuando tengamos suficiente información para tomarla”, declaró.

La pandemia forzó también en 2020 a la NFL a cancelar la pretemporada y suspender numerosos juegos de la campaña, que concluirá con el juego de Super Bowl que disputarán el domingo los Kansas City Chiefs, vigentes campeones, y los Tampa Bay Buccaneers en Tampa (Florida).

“No sé si volverá la normalidad”

Respecto a las condiciones de seguridad de la próxima temporada, Goodell reconoció que ni siquiera el inicio de la distribución de vacunas de covid-19 garantiza el regreso a las condiciones anteriores.

“Una de las cosas que he aprendido es a no proyectar con demasiada antelación porque es difícil hacerlo”, afirmó.

“No sé cuándo volverá la normalidad, y no sé si la normalidad volverá alguna vez”, admitió. “Pero sé que hemos aprendido a vivir en un entorno muy difícil, hemos desarrollado soluciones y lo volveremos a hacer. Esa es la que creemos que ha sido la lección para nosotros este año”.

El comisionado también se comprometió a que la NFL “no se saltará el turno” para facilitar vacunas a sus jugadores y personal.

“Apoyamos las prioridades establecidas por los expertos médicos para la vacuna”, afirmó.

Cualquier decisión sobre el regreso de los aficionados a los estadios -la mayoría de los partidos de la NFL se han celebrado esta temporada en estadios vacíos – se tomaría en consulta con las autoridades sanitarias locales, dijo Goodell.

La NFL ha invitado a unos 7,500 trabajadores sanitarios vacunados a asistir a la Super Bowl del domingo como parte de un aforo limitado a unos 25,000 espectadores.

Minorías en la NFL

Respecto a los esfuerzo para lograr una mayor igualdad racial en la NFL, Goodell reconoció que el último proceso de contratación de entrenadores no dio los resultados esperados en ese ámbito.

De los siete puestos de entrenador jefe que quedaron vacantes tras la temporada regular, solo dos fueron otorgados a candidatos pertenecientes a minorías: el afroestadounidense David Culley se incorporó a los Houston Texans y Robert Saleh, de ascendencia árabe, fue contratado por los New York Jets.

Estas incorporaciones elevan a cinco el número de entrenadores jefe pertenecientes a minorías en los 32 equipos de la liga.

Goodell dijo que este asunto dominó las conversaciones entre los responsables de la NFL y los propietarios de los equipos durante el año pasado.

“Tuvimos dos entrenadores de minorías contratados este año, pero no era lo que esperábamos, y no es lo que esperamos en el futuro”, recalcó el comisionado.

Aunque la NFL introdujo la innovadora “Regla Rooney” en 2003, que obliga a los equipos a entrevistar a candidatos de minorías étnicas cada vez que un puesto de entrenador principal queda vacante, esta política no ha logrado grandes cambios.

La cifra de tres entrenadores afroestadounidenses en la NFL actual es la misma que cuando fue introducida la regla 18 años atrás.

La NFL ha recibido señalamientos por racismo institucional en las últimas temporadas por la tendencia en los equipos a favorecer a los candidatos blancos para los puestos de entrenador principal, a pesar de que el porcentaje de jugadores negros alcanza el 70%.

“Vamos a seguir observando y ver lo que salió bien, y lo que salió mal”, dijo Goodell sobre las próximas conversaciones con los equipos.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here