¡Lo que esperamos!

0

Respetados lectores, deseo que las primeras líneas sean portadores de buenos deseos para cada uno de ustedes, y sus familiares.

Terminó un año 2020 turbulento, polémico, complicado, sombrío y desolador. Con deudas preocupaciones y miles de inseguridades sobre ¿dónde estamos y adónde vamos?.

Publicidad
Metro de Panama Línea 3

He tratado de resumir los temas que fueron polémicos en el 2020, y que aunque la pandemia fue la estelar, las actuaciones que giraron en torno a ella nos obliga a mencionarlos.

En marzo de 2021, será la fecha cuando se reciba el primer lote de vacuna para enfrentar el COVID19, y es precisamente este mes, en que cumplimos el primer año de crisis sanitaria que nos ha llevado a recomponer nuestras vidas.

Son muchas las críticas que han emergido sobre el trato dispensado por los Administradores de la Nación, y parece que el ensayo y error es una cultura aprendida aplicada hasta el final del gobierno.

Esta modalidad de pretender que los problemas desaparezcan, no hablando de ellos, solamente puede encontrar un terreno fértil y una cosecha abundante en la mente e imaginación de quienes creen que la fábulas, mitos, cuentos o leyendas urbanas, serán el plato fuerte en la mesa de los residentes de la República de Panamá.

Las inexplicables e insostenibles forma como se adquirieron supuestamente los productos médicos, el hospital modular, el gel alcoholado, los bonos solidarios, la adquisición de los respiradores de 45K, las bolsas de comida, los alquileres de carros, los semáforos con mantenimiento de 3 millones de dólares, distribución de las cabeza de puercos, el taburete, la leche condensada, la frase lapidaria “me la voy a rifar”, la receta gubernamental de cómo compartir huevos y plátanos con los vecinos, la racionalización de la botellita de agua y no halar la cadena del inodoro hasta después de 5 deposiciones forman parte de “las Narraciones Panameñas del año 2020”, que entra a competir con la obra de la Dra. Berta María Cabezas, autora del libro “Narraciones Panameñas, tradiciones, leyendas, cuentos, relatos”  referente de nuestra cultura y de nuestra intelectualidad.

Aunque para algunos, todo esto lo ven con hilaridad, para otros, representa la más alta frustración e impotencia, por considerar la forma liviana y superficial con que se enfrenta un problema social tan serio que nos afecta todos.

El 2021 deben concretarse el cacareado pacto del bicentenario, ver los avances en la reforma constitucional, la reactivación de la económica, la situación de la Caja de Seguro Social, la moratoria de Alquileres, préstamos, servicios básicos, los contratos de trabajo suspendidos, y los reactivados.

Panamá requiere más que discursos, acciones concretas, definidas, claras, que den resultados inmediatos. El país no está para nos brinden falsas expectativas y mensajes tranquilizadores, cuando el agua le está llegando al cuello a miles de ciudadanos que no ven claro el horizonte y quienes saben perfectamente que los problemas no desaparecen por arte de magia.

Esperamos que la agenda del gobierno, avance y le brinde paz al pueblo y sobre todo confianza, cualidad que el mismo gobierno se ha encargado de perder.

El Órgano Judicial y el Ministerio Público deben actuar con la rapidez que los panameños esperamos, no puede ser que los procesos sigan estancados en los despachos judiciales. La mora judicial, el retraso en los casos profundiza la desconfianza de los asociados en una administración de justicia seria, y transparente.

De la Asamblea Nacional no es mucho lo que se puede esperar, cuando los rechazos se vienen advirtiendo por décadas, y esto cae en oídos sordos. El desempeño deficiente, el derroche de los Recursos Públicos, son criticas históricas de nuestra realidad como sociedad.

Señores hagan lo que tengan que hacer, y háganlo bien, con principios, valores y mística de país. Cada actuación que realicen ejecútenla de la mejor manera, porque esas actuaciones son por la que serán recordados.

Publicidad
Banco Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here