Un pirata quiere regresar a Panamá

0
Publicidad
ACP

Manny Sanguillén quiere regresar a Panamá y crear una fundación de béisbol al servicio de la juventud colonense, pero su idea se quedó en el círculo de espera debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

Sanguillén, quien en su momento fue considerado uno de los mejores receptores de los Piratas de Pittsburgh, tiene ahora 76 años de edad y venía hacia Panamá para hacer realidad su sueño de muchos años, pero hizo una parada obligada en Miami, donde se encuentra actualmente, por la cuarentena de la Covid-19.

Publicidad
Aeropuerto Tocumen

Mi edad, mis condiciones físicas y la Covid-19 me obligaron a retrasar mi visita”, dijo Sanguillén, quien había estado compartiendo sus experiencias hasta hace poco con peloteros de las Mayores.
En una conversación telefónica desde Miami, Sanguillén dijo que ya no se siente en condiciones físicas para seguir de cerca a un equipo de Grandes Ligas. “No, no puedo, me canso mucho. Eso de subir a un avión a las 2:00 a.m. ya pasó para mi, prefiero enseñar a los niños”, destacó.

Manuel de Jesús Sanguillén, oriundo de la provincia de Colón se retiró de la pelota profesional en 1980 y después fue consejero. El exmáscara de los Piratas y jugador de Oakland de 1967 a 1980 recordó a Roberto Clemente, por su contribución al béisbol.

El colonense fue pieza fundamental de los Piratas cuando ganaron las series mundiales de 1971 y 1979.
No olvida que fue receptor de los Piratas el 20 de septiembre de 1969 cuando Bob Moose lanzó un juego sin hit contra los Mets de Nueva York, ni tampoco que fue el primer receptor que participó en un juego con luz artificial, eso fue en 1971 contra Baltimore.

Entre sus números se destaca que participó en mil 4 48 partidos que jugó en las Grandes Ligas. Mil 500 fue el número de ‘hits’ que conectó en 13 años de carrera profesional. 65 es la cantidad de jonrones que conectó, además, es miembro del Salón de la fama del Béisbol Hispano.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here