La Villa de Los Santos inicia la ruta hacia el bicentenario del Primer Grito de Independencia

0
Publicidad
Municipio de Panamá

“Nace un sol de justicia que alumbra
a Veraguas y al gran Panamá,
que encontrándose un brazo clemente
presto alcanzar también libertad”, reza una de las estrofas del Himno Santeño, una muestra de amor y respeto a la histórica y trascendental fecha que se canta con las primeras campanadas del 10 de noviembre.

El espectro de la pandemia por COVID19 no ha mermado el orgullo y pasión del pueblo santeño por conmemorar el Primer Grito de Independencia, dado en La Villa de Los Santos, hace 199 años, un 10 de noviembre de 1821.

Publicidad
Municipio de Panamá

Con el grito de La Villa comenzó a labrar rl camino en buscad de libertad y soberanía para el pueblo panameño. Una lucha por nuestros ideales que no solo culminó con la Independencia de Panamá de España el 28 de noviembre de 1821 sino que perdura hasta nuestros días.

Este año los actos protocolares del Grito de Independencia de La Villa de Los Santos se realizarán atendiendo los protocolos de bioseguridad promovidos por las autoridades de salud, con el mínimo de personas, guardando el distanciamiento y utilizando la mascarilla.

Esta celebración del año 2020 marca también el inicio de la ruta de actividades para la celebración de los 200 años del Primer Grito de Independencia de La Villa de Los Santos y de la Independencia de Panamá de España, a celebrarse en noviembre del 2021.

Aris Calderón, presidente del Patronato del 10 de noviembre de La Villa de Los Santos envió un mensaje de felicitaciones al pueblo santeño y resaltó que se mantienen trabajando en el rescate académico de esta fecha grandiosa que alcanza la libertad del istmo.

“Celebramos la libertad de nuestra patria, la libertad nacional, porque es aquí en La Villa de Los Santos donde nace el concepto de nacionalidad”, sostuvo Calderón.

El historiador, investigador y sociológo Milciades Pinzón, quien pertenece al Comité del Bicentenario del Grito de La Villa, manifestó que desde hace dos años se conformó esta agrupación para organizar las diversas actividades que se llevarán acaco durante este año.

Detalló que ya se han preparado y presentando varias actividades de manera virtual. “La idea del patronato es trabajar sobretodo la cuestión académica, la hisroria, los personajes. Organizar conferencias y seminarios”, resaltó el investigador.

“La Villa, la Libre Ciudad, la del 10 de noviembre y el cabildo abierto de 1821. Ella es la madre del terruño, precursora de la libertad y la nacionalidad, la que mira desde la sabana antropógena a los diablicos zapateando sones, la que amanece en la búsqueda de El Torito que alumbró el Lucero del Sur, siempre bien plantada para que el Corpus Christi siga siendo ofrenda eucarística de religiosidad y paganismo”, resalta Pinzó sobre La Villa de Los Santos y su crucial posición para forjar nuestra nacionalidad y luchar por la libertad.

Por su parte de la productora y folclorista Elena Llorach de Carles indicó que el Grito de la Villa de Los Santos tiene una importancia histórica trascendental. El mismo está registrado entre los cuatro gritos históricos de toda América Latina. “Está junto al Grito de Dolores en México, El Grito de Ipiranga en Brasil y el Grito y al Grito de Yara en Cuba”.

A diferencia de otros lugares, en Panamá comenta Llorach, no se derramó sangre en este movimiento patriótico que terminó  con la tan deseada Independencia de Panamá de España.

Una representación de la libertad

Cada vez que se conmemora el Grito Santeño de 1821 sale a relucir la figura de Rufina Alfaro. Y quizás por se recogen estampas de la Heróica Ciudad, señala Pinzón. Entre esas estsmpas se encuentra la efigie que se presenta, erróneamente, como la imagen de la indicada campesina santeña. “Pues bien, esa no es la estatua de Rufina Alfaro, sino una alegoría de la libertad”.

En efecto, cuando en la década del cuarenta del siglo XX se le asignó al escultor Guillermo Mora Noli la tarea de rendir tributo al 10 de noviembre de 1821, al mismo se le ocurrió que la libertad se representara como una mujer rompiendo las cadenas de la opresión, dotada de senos prominentes, como si con ellos amamantara la patria.

“Queda claro, entonces, que la escultura, polémica como la misma Rufina, es una hermosa representación de las luchas por la libertad. Y allí está, en el parque homónimo, esperando que te dignes pararte, mirarla, y sentir todo el orgullo patrio de que eres capaz, paisano”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here