La oposición bielorrusa gana el premio Sájarov de DDHH de 2020

0
Publicidad
Municipio de Panamá

El Parlamento Europeo otorgó el jueves el Premio Sájarov de Derechos Humanos a la “oposición democrática” contra el presidente Alexander Lukashenko, en Bielorrusia, un movimiento encabezado por Svetlana Tijanóvskaya, actualmente exiliada en Lituania.

“Es un honor anunciar que los hombres y mujeres de la oposición democrática en Bielorrusia son los laureados de 2020 con el premio Sájarov”, anunció en Twitter el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli.

Publicidad
Municipio de Panamá

De acuerdo con Sassoli, ese grupo opositor “tiene de su lado algo que la fuerza bruta nunca podrá derrotar: la verdad. No bajen los brazos. Estamos a su lado”.

Por su parte, Tijanóvskaya apuntó que “no es una recompensa personal, es una recompensa para el pueblo bielorruso”.

A su vez, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, señaló que el premio es un reconocimiento al “coraje” del movimiento opositor bielorruso y además representa un “respaldo pleno a sus ambiciones”.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, aprovechó la premiación para formular un llamado a las “autoridades bielorrusas a liberar a todos los presos políticos e iniciar un diálogo nacional incluyente” en ese país.

Este galardón deberá añadir un elemento más de tensión en las relaciones de Bruselas con Minsk y Moscú, dos firmes aliados.

La UE no reconoce el resultado de las elecciones del 9 de agosto, que marcó la reelección de Lukashenko, y considera que su gobierno carece de “legitimidad democrática”.

Este galardón llega en un momento particularmente delicado, ya que Tijanóvskaya ha formulado un llamado a Lukashenko a dejar el poder ante del 29 de octubre o se enfrentaría a una masiva huelga general.

Bielorrusia es escenario de protestas sin precedentes contra la reelección de Lukashenko, quien se mantiene en el poder desde 1994 al frente de un modelo que muchos identifican como inspirado en el sistema soviético.

Este grupo de oposición encabezado por Tijanóvskaya es un movimiento popular en general ajeno a los partidos políticos tradicionales de Bielorrusia.

El movimiento recibe un apoyo masivo entre la mujeres y jóvenes, la mayoría de ellos nacidos tras la disolucion de la Unión Soviética.

Represión a las protestas

En un país que había hecho de la alta tecnología un eje de desarrollo prioritario, las protestas se organizan en gran parte a través de canales de la aplicación de mensajes Telegram, que el gobierno no ha logrado bloquear a pesar de sus esfuerzos.

Todos los domingos, decenas de miles de bielorrusos toman las calles de la capital, Minsk, y otras ciudades del interior, a pesar de las amenazas del uso de balas de plomo en la represión.

Los sábados ocurren las manifestaciones de mujeres, y el lunes ocupan las calles los jubilados.

Las insignias blancas y rojas, los colores de la primera bandera bielorrusa independiente, se convirtieron en un símbolo de la oposición.

Casi todas las personalidades vinculadas a Tijanóvskaya y al Consejo de Coordinación, formado para lograr una transición de poder, han sido encarceladas, sometidas a arresto domiciliario o se encuentran en el exilio.

Con el apoyo de Rusia, Lukashenko excluye cualquier concesión importante, prometiendo una vaga reforma constitucional para salir de la crisis y un simulacro de diálogo con los opositores encarcelados visitándolos en prisión.

Tijanóvskaya tiene el apoyo pleno de la UE y dirigentes como la alemana Angela Merkel o el francés Emmanuel Macron, aunque a raíz de esos respaldos Moscú y Minsk denuncian un complot occidental.

Además de Tijanóvskaya se destacan Maria Kolesnikova, actualmente detenida, y Veronika Tsepkalo, actualmente en el exilio.

El Premio Sájarov será entregado en una sesión plenaria del Parlamento Europeo el 16 de diciembre. El galardón es dotado de 50.000 euros (unos 58.000 dólares) y fue entregado por primera vez a Nelson Mandela en 1988.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here