Cortizo sanciona ley que permite establecer empresas multinacionales para manufactura con el fin de generar empleos e inversiones

Las empresas a través de este régimen especial se comprometen a transferir tecnología y desarrollar capacidades a los trabajadores.

0
Publicidad
ACP

El presidente Laurentino Cortizo sancionó el proyecto de ley que crea el régimen especial para el establecimiento y operación de empresas multinacionales para la prestación de servicios relacionados con la manufactura (EMMA), el cual fue anunciado el 1 de julio, entre las medidas para la reactivación de la economía tras la pandemia de la Covid-19.

A través de un comunicado, el Ministerio de Comercio e Industrias (Mici) señala que “cumpliendo otra de las acciones del Plan de Recuperación Económica anunciadas en su informe a la Nación el 1 de julio pasado”, el mandatario sancionó hoy [31 de agosto] en la Zona Libre de Colón (ZLC) la ley que crea el régimen especial para el establecimiento y operación de EMMA en el país.

Publicidad
Rincón de Lupe

De acuerdo con el jefe del Ejecutivo, la nueva ley “atraerá inversiones para la creación de empleos y oportunidades de trabajo, ya que permitirá que empresas multinacionales establezcan en Panamá fábricas y plantas de producción para llevar sus mercancías a países de la región”.

La nueva legislación impulsa el establecimiento de empresas multinacionales de manufactura, manufactura ligera y de ensamblaje, que conllevan la contratación directa de mano de obra, lo que impulsará la generación de empleos y el crecimiento económico del país para salir de la crisis causada por la pandemia, detalla el comunicado del Mici.

Este nuevo régimen, que busca emular el esquema exitoso que ha tendido el de las Sedes de Empresas Multinacionales (SEM), que ha permitido la instalación de 158 compañías de este tipo y generado más de  7 mil puestos de trabajo, así como inversiones por el orden de los 1,100 millones de dólares.

Las empresas que soliciten licencias para operar bajo este régimen especial deberán asumir el compromiso de transferir tecnología y desarrollar capacidades, ya sea a través de la creación de un centro de enseñanza técnica por parte de las multinacionales en su conjunto o la adopción de programas de capacitación con universidades o centros educativos, para el adiestramiento del personal nacional, a fin de integrar la fuerza laboral panameña que requieren las empresas.

A criterio del ministro de Comercio, Ramón Martínez, con este nuevo régimen especial las empresas multinacionales se podrán beneficiar de la ventaja comparativa de conectividad que ofrece Panamá en la región, la posición geográfica así como de los beneficios e incentivos fiscales, laborales, migratorios y aduaneros que establece la nueva ley, además de capitalizar las bondades de los regímenes especiales ya existentes en las zonas francas de Colón y Panamá Pacífico, entre otras.

La ley desarrolla toda la norma relacionada a los requisitos que deben cumplir las EMMA para instalarse en el país, la exoneración de impuestos que gozarán, además del régimen migratorio, laboral y de estabilidad jurídica que garantiza sus inversiones.

Esta nueva ley se suma a una serie de normas que ha aprobado el presidente Cortizo, entre los que destacan: los programas Banca de Oportunidades y Recuperando Mi Barrio; el Plan Agro Solidario, la sanción de la ley que aumentó de 1,000 a 2,000 dólares el capital semilla para emprendedores y microempresarios, la ley que establece medidas temporales para salvaguardar los empleos, dentro de las estrategias para la recuperación económica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here