Asamblea Nacional de Diputados aprueba reformas al Código de Trabajo

Los gremios sindicales califican como “lamentable” las reformas a las leyes laborales.

0
Publicidad
Aeropuerto Tocumen

La Asamblea Nacional de Diputados aprobó este viernes 31 de julio, el proyecto de 354 que establece medidas temporales de protección del empleo en las empresas afectadas por el COVID 19, lo que ha sido calificado como “lamentable” por los gremios de trabajadores, ya que son reformas al Código de Trabajo que desmejoran las condiciones de la clase trabajadora.

La ministra de Trabajo, Doris Zapata, quien presentó la propuesta ante el legislativo, explico que el proyecto de ley tenía carácter temporal con una vigencia hasta el 31 de diciembre de 2020. De acuerdo con la funcionaria el objetivo de la propuesta es la protección del empleo, evitar la discriminación laboral, la protección a los trabajadores y de la maternidad.

Publicidad
ACP

Esta nueva legislación, propone la extensión de las suspensiones de los efectos de los contratos de trabajo hasta el 31 de diciembre de 2020, entre otros temas de interés laboral que fueron planteados y otros acordados en consenso de las consultas hechas a los trabajadores, empleadores que se dieron en la Mesa Tripartita de Diálogo por la Economía y el para el Desarrollo Laboral, dijo Zapata.

La iniciativa que recibió varias modificaciones en su contenido original, tanto en el primero como en el segundo debate, de acuerdo con los diputados y el Ministerio de Trabajo, incluye reformas temporales, que no pretenden hacer reformas al Código Laboral, sin embargo las organizaciones de trabajadores precisan que son reformas al Código de Trabajo que desmejoran sus situación laboral.

Al respecto, Nelva Reyes, secretaria general de la Central General Autónoma de Trabajadores de Panamá, indicó “nos opusimos permanentemente a que el Código de Trabajo fuera reformado. Hoy lo han reformado para beneficiar al sector empleador”.

Reyes dijo que contrario a lo que argumenta el Mitradel que esta era una reforma dirigida a garantizar el empleo, esta ley se aplicaría a todas las empresas que han cerrado, o que están trabajando a medias, no protege el empleo, porque no prohíbe el despido y sigue protegiendo el mutuo acuerdo que ha sido desfavorable a los trabajadores.

Asimismo permite las modificaciones de las jornadas laborales a solicitud de los empleadores y también se desprotege a las mujeres embarazadas, ya que no hay quien le pueda garantizar el pago de los  meses en los que sus contratos estuvieron suspendidos.

“Nos han desprotegido en estos aspectos de la ley que hoy lamentablemente aprueban. Es un retroceso en el marco de nuestros derechos”. Se quejó Reyes.

La dirigente sindical afirmó que tomaran todas las acciones legales que les permite la ley. Presentarán recursos ante la Corte suprema de Justicia, igualmente harán las denuncias a nivel internacional ante la Organización Internacional de Trabajo y  la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

“Hoy el sector empresarial sale una vez más a través de un gobierno PRD y a través de gobierno nacional, favorecido con las medidas que se toman, han sido favorecidos con lo que se le ha dado a través de la banca,  de todos los préstamos que se el han dado, y desprotegiendo a quienes estamos cargando la crisis  del Coronavirus, lo que nos indigna”,  precisó Reyes.

Entre las normas que incluye esta propuesta de ley figuran temas relativos al reintegro de los trabajadores con contratos suspendidos, fórmulas para el pago de la segunda partida del décimo tercer mes para los trabajadores suspendidos, los que han trabajado parcialmente y  para quienes hayan  laborado de forma completa durante la pandemia.

Igualmente establece cómo queda la situación de las trabajadoras con fuero de maternidad, cuyos contratos hayan sido suspendidos, y las normas para la contratación de nuevos trabajadores  por parte de las empresas durante esta crisis.

También incluye el  procedimiento para la suspensión de los contratos de los trabajadores que no sean reintegrados a sus puesto de trabajo.

Las principales modificaciones

El artículo 2, modificado, prohíbe la contratación de nuevos trabajadores en igual o similar posición a la de un trabajador suspendido. En aquellas empresas que reactiven sus actividades económicas solo se permitirá la contratación de nuevos trabajadores si las empresas requieren nuevos puestos de trabajos.

Además precisa que los trabajadores que no sean reintegrados con la reapertura de las empresas de acuerdo con los descrito mantendrán suspendidos sus contratos hasta que sean reintegrados.  Las suspensiones de estos trabajadores podrán ser prorrogados mes a mes hasta el 31 de diciembre del 2020, conforme a los procedimientos establecidos para tal fin por el Órgano Ejecutivo a través del Ministerio de Trabajo. En estos casos no se aplicará la figura del silencio administrativo.

En tanto que el articulo 3 modificado señala que el reintegro gradual de trabajadores con contratos de trabajo suspendidos no podrá ser utilizado como medida de represalia o discriminación por razones sindicales de raza, sexo o religión, salud, discapacidad o de cualquier otro tipo en perjuicio de los trabajadores, y en caso de darse algunas de estas irregularidades,  los trabajadores podrán denunciar ante la Dirección General de Trabajo o Direcciones Regionales del Mitradel las medidas de represalias o de discriminación en las que incurra el empleador al momento de determinar el reintegro gradual”.

Por su parte el artículo 5 modificado establece, que todos los trabajadores que no reciban la segunda partida del décimo tercer mes por razones de la suspensión de sus de sus contratos de trabajo al no haber laborado entre el 15 de abril y el 15 de agosto de 2020 tendrán derecho a recibir un bono cuya cuantía  será determinada por el Órgano Ejecutivo y será pagada través  del  Ministerio de Economía y Finanzas. El original señalaba que tendrían derecho a percibir la suma de cincuenta Balboas (B/.50.00).

 

 

En el caso de los trabajadores que hayan laborado parcialmente en este periodo por razón de la suspensión de los efectos de sus contratos de trabajo, se precisa que el empleador pagará proporcionalmente la suma que corresponda  a la segunda partida del décimo tercer mes. El proyecto original establecía que se les pagaría proporcionalmente la suma que les corresponda o la suma de cincuenta dólares (B/.50.00), según sea más favorable al trabajador.

Y los trabajadores que hayan laborado ininterrumpidamente entre el 15 de abril y el 15 de agosto del 2020, recibirán el pago de la segunda partida del décimo tercer mes correspondiente al año 2020 de acuerdo al decreto de gabinete 221 del 18 de noviembre de 1971, a cargo de su empleador, es decir, en un solo pago el día 15 de agosto de 2020. El original establecía el empleador podría cancelar el pago, la mitad el 15 de diciembre de 2020 y la otra mitad el 15 de enero de 2021.

Por su parte el articulo 10 modificado, que adiciona el artículo 116 A al Código de Trabajo, señala que se suspende el computo del tiempo correspondiente al fuero de maternidad durante el periodo de suspensión de los efectos de los contratos de trabajo cuando este corresponda a los numerales, 8 y 9, del artículo 199 del Código de Trabajo el tiempo restante del fuero se reactivará tan proto se reintegre la trabajadora. El original establecía que las suspensiones de los efectos de los contratos de trabajo, aunque interrumpen la obligación de prestar el servicio convenido y la de pagar el salario de esos lapsos, no perjudicará en forma alguna a las trabajadoras que se encuentren protegidas por el fuero de maternidad. El tiempo correspondiente al fuero de maternidad no se contará durante el periodo de suspensión de los efectos de los contratos de trabajo. El tiempo restante del fuero se reactivará tan pronto se levante la suspensión del contrato.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here