Panamá avanza en la conservación de especies

0
Especie nueva no descrita. Trabajo del investigador Abel Batista.

El reciente descubrimiento de dieciséis nuevas especies, 12 de plantas y 4 de fauna, en el Parque Nacional Darién de Panamá, significa un avance en la conservación en el país, desde la perspectiva de la Fundación Natura, participante de un proyecto que permitió el hallazgo, según opinión de la directora ejecutiva de la organización, Rosa Montañez.

La información generada -con un componente de monitoreo del jaguar, el águila harpía y el bosque caducifolio- está ayudando a determinar la viabilidad ecológica de los objetos de conservación, explicó Orlando Ortíz, investigador científico, cuyo trabajo es apoyado por el Fondo Darién, según información suministrada por la Fundación Natura.

Publicidad
ACP

Los resultados fueron destacados esta semana en la capital panameña como fruto de investigaciones realizadas con los Fondos Chagres y Darién, destinados a la investigación con fines de conservación y producto de un trabajo conjunto de los gobiernos de Panamá y Estados Unidos, además de The Nature Conservancy y de la Fundación Natura.

En el marco del XXII Congreso De La Sociedad Mesoamericana Para La Biología y Conservación (SMBC), que se realizó esta semana en la capital panameña, los especialistas destacaron la importancia del monitoreo en este trabajo que tuvo la participación de científicos que se posicionan como líderes de la ciencia en Panamá.

La labor hizo posible, además, la identificación de una nueva distribución de 13 nuevas especies de flora, de una de mamífero (murciélago), de 11 especies de aves y de una de un reptil.

El último análisis permitió acceder a nueva información de macroinvertebrados en el Parque Nacional Darién, reportándose para la biodiversidad del área más de 100 géneros y 81 especies entre 2014-2018, según los responsables del Proyecto.

Como logros del trabajo fueron citados además emprendimientos productivos comunitarios en ecoturismo, agricultura y ganadería, que son sostenibles y amigables con el ambiente en el Parque Nacional.

Así mismo mencionaron experiencias exitosas ambiental y económicamente para la reconversión de prácticas productivas, reduciendo la presión en la pérdida del bosque caducifolio, ecosistema importante para corredores de biodiversidad y hábitat de especies emblemáticas como el jaguar y el águila harpía.

Especie nueva no descrita. Trabajo del investigador Juvenal batista.

Canjes con valor

La organización explicó que los canjes nacieron hace más de una década , como iniciativa conjunta del Gobierno de la República de Panamá, el Gobierno de los Estados Unidos, The Nature Conservancy y la Fundación Natura.

Resaltó que facilitan la conservación, protección, restauración, el uso sostenible y el manejo de los bosques tropicales del Parque Nacional Chagres y el Parque Nacional Darién y su zona de amortiguamiento, que comprende hasta 5 kilómetros en áreas adyacentes a los límites del cada parque, los cuales proveen un amplio rango de beneficios para las comunidades del área.

“Mediante  los muestreos recurrentes a largo plazo,  se puede obtener información importante para comprender adecuadamente los problemas derivados del cambio climático y cómo estos pueden afectar la distribución de las comunidades de plantas  y especies endémicas”,  observó Ortíz.

La Fundación Natura destacó, además, que los datos captados y el análisis realizado, están haciendo posible detectar no solo los cambios en la condición de los objetos de conservación, sino también, a través de  evaluaciones ecológicas, conocer mejor el estado del hábitat y la salud del ecosistema en la serranía de Cerro Sapo, sitio reconocido por su endemismo, y para el cual no se tenía mayor información.

Agregó que estos resultados ayudan a enfocar las acciones de los fondos y aportan información para promover acciones de protección de la biodiversidad, trabajando con las comunidades en estas áreas clave, y conjugando medidas de desarrollo sostenible que mantienen ecosistemas importantes para Panamá.

Especie nueva no descrita. Trabajo del investigador Juvenal Batista.

Recurso vital

El Parque Nacional Darién, creado en 1980 y reconocido en 1981 como reserva de la biosfera de la humanidad, es una de las áreas protegidas de mayor tamaño en Panamá, albergando una importante diversidad de especies, entre ellas unas 2,638 especies de plantas, que corresponde al 27.7% de todas las registradas para el país.

La fauna, por su parte, incluye según la información 166 especies de mamíferos (78% del total para el país), 670 especies de aves (69% de las registradas en el país), 78 especies de anfibios y 127 especies de reptiles (60.4% de las registradas en Panamá).

Los ecosistemas que se encuentran en el parque se han visto cada vez más amenazados por diversas presiones resultado de la intervención humana, con actividades como la tala, la caza, los incendios, la ampliación de la frontera agrícola, entre otros, por lo que es importante el trabajo conjunto con las comunidades, así como con las instituciones públicas y el sector privado, según los promotores de este trabajo.

Especie nueva no descrita. Trabajo del investigador Juvenal Batista.
Publicidad
Rincón de Lupe

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here