Patria se hace en familia

0

Pese a la algarabía de la gente que participaba de las dianas en la madrugada del 3 de noviembre, algo que le dificultaba conciliar el sueño, a Danna Torres Prado no se le hizo difícil atender al aviso del reloj que indicaba las 7:00 a.m. Su madre, quien tenía ya todo preparado para agilizar el proceso, también le advertía que era hora de levantarse y alistarse para cumplir su compromiso con la Patria.

Se trataba de un misión doble, pues además de haber practicado para demostrar sus habilidades con la batuta, también era portadora de una cinta tricolor en honor a sus buenas calificaciones, lo cual le aportó la emoción suficiente para salir disparada de la cama para arreglarse.

Publicidad
ACP

BatuteraA eso de las 7:45 de la mañana se podía decir que, al menos una de las batuteras de The Lincoln Academy ya estaba lista para salir a desfilar, como resultado del trabajo en equipo que realizó toda la familia de forma sincronizada, para que el tiempo cuadrara perfectamente. El padre preparó el desayuno, la hermana recogió su utilería y la madre la vistió y maquilló.

Yissol Prado, madre de Danna, cuenta que para que esto fuese posible requirió de una gran organización. “No tuvimos oportunidad de retirar los uniformes con tanta antelación como el año anterior y nos tocó hacerle algunos ajustes, reparar sus botas, tomarle una que otra pinza a su blusa que por lo general siempre le queda grande por ser una niña muy delgada y el día anterior llevarla al salón de belleza”, describe Yissol. “Es un trajín muy grande, camina para aquí, camina para allá, pero al final nos gusta mucho. Es una buena estudiante y se lo ha ganado con mucho esfuerzo. Es como un premio por ser tan buena hija”, explicaba con la voz quebrada y las lágrimas a punto de desbordarse.

Unos 15 minutos antes de la hora programada (8:30 a.m.), Danna y sus padres ya se encontraban en los estacionamientos del colegio, pues con la ciudad un tanto vacía por el éxodo de capitalinos a las provincias centrales, la fluidez del tráfico entre Parque Lefevre, donde residen, hasta El Cangrejo, donde se encuentra el centro de estudios, jugó estratégicamente a su favor.

A las 9:15 a.m todos los estudiantes saludaban a la bandera y cantaban el Himno Nacional, antes de partir al desfile. Y a las 11:00 a.m. entre uno que otro ajuste logístico partieron hacia San Felipe, a la Plaza de la Independencia donde se iniciaría el desfile.

Siendo la delegación No.38 en el orden de participación y con todos los detalles que conlleva mover a cientos de personas de forma ordenada, no fue hasta las 4:30 p.m. cuando la escuela de Danna empezó a desfilar. La ruta del desfile contemplaba las principales calles del Casco Antiguo, pasando por la Presidencia para luego salir hacia la Cinta Costera.

Les tomó dos horas exactas recorrer la ruta, por lo que a las 6:30 p.m. Danna y su equipo de batuteras rompieron filas y ella se reencontró con su familia. La primera misión había terminado.

Este 3 de Noviembre, Panamá conmemoró 115 años de separación de Colombia, una de las fechas más importantes de toda la agenda festiva del mes, aunquen los tributos se extienden a por todo noviembre y y a los largo y ancho del territorio panameño.

La labor patriótica de los Torres Prado siguió, pues su jornada no terminó hasta las 11:00 de la noche cuando Yissol lavó el uniforme, limpió sus botas y llenó su maleta con agua y frutas. El reloj se volvió a programar para las 7:00 a.m. En esta nueva oportunidad, ya 4 de Noviembre, había que visitar el salón de belleza nuevamente antes de ir al desfile y luego repetir todos los pasos del díaa. Juntos en familia, se puede hacer patria, mejor.

Publicidad
ACP

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here