MINSA resalta la importancia de un estilo de vida saludable

0

Enfatizando en la directa relación entre la obesidad y el cáncer, el Ministerio de Salud, emitió un comunicado para crear conciencia en este mes del cáncer sobre la importancia de llevar un estilo de vida saludable desde la infancia.

Publicidad
Rincón de Lupe

Las células grasas producen sustancias que pueden favorecer directa o indirectamente el desarrollo de tumores, al igual que la elevación del azúcar en la sangre-común en obesos-puede estar asociada al cáncer de riñón, próstata y endometrio.

La Organización de la Naciones Unidad para la Alimentación y la Agricultura (FAO), anunció en marzo de este año que el sobrepeso y la obesidad afectan al 20 por ciento de los adultos de 24 países de América Latina y el Caribe.

La obesidad es calculada dividiendo el peso (en kilogramos) entre la altura (en metros) al cuadrado, es decir que el índice de masa corporal (IMC) = peso(kg)/altura(m2). La persona que tiene su IMC entre 25 y 29.9 Kg/m2 es considerada con sobrepeso y si este es igual o mayor a 30kg/m2 es obeso. También se presenta como otra forma de detección de obesidad, el medir con una cinta métrica la zona abdominal, los hombres deben medir menos de 102 cm y las mujeres 88 cm, si se mide más de esto, se determina que sufre de obesidad.

Según el doctor y Ministro de Salud, Miguel A. Mayo, los estudios sobre la enfermedad han revelado que las personas que tienen mayor contenido de grasa corporal tienden a desarrollar cáncer de endometrio, en el cual las mujeres con sobrepeso tienen de 2 a 4 veces mayor posibilidad de sufrir de cáncer de útero y las de obesidad mórbida tiene 7 veces más riesgo. El cáncer de esófago y gástrico, en donde las personas obesidad tienen 2 veces más riesgo de sufrirlo, a diferencia de las personas con obesidad mórbida que tienen 4 veces mayor riesgo.

También se encuentra el cáncer de hígado que afecta mayormente a los hombres y tiende a ser dos veces más probable en personas obesas que aquellas que no lo son. Al igual que el cáncer de riñón que es 1.7 veces más probable en obesos.

La obesidad también está asociada a los cánceres de páncreas, recto, vesícula biliar y de mama; este último es más común en mujeres que están pasando por la menopausia.

El Dr. Mayo resaltó que esta enfermedad crónica no solo aumenta el riesgo de cáncer sino también que al tratarse de un estado de inflamación crónica, se estimula al daño material genético lo que dificulta el tratamiento quirúrgico y radioterapia, al igual que aumenta la posibilidad de reaparición del cáncer (más común en próstata, mama y colon).

Publicidad
ACP

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here